Alperovich repudió las amenazas a la Presidenta

El gobernador José Alperovich repudió las amenazas contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, señalando que las mismas constituyen "un ataque a la democracia y sus instituciones".
El Mandatario tucumano, quien ayer estuvo en la Capital Federal, calificó de "gravísimas" las intimidaciones sufridas por la Jefa de Estado el último viernes, cuando desconocidos interfirieron las comunicaciones del helicóptero presidencial y lanzaron frases en tono amenazante contra ésta y su marido, el ex presidente y actual diputado nacional Néstor Kirchner.

En declaraciones a medios nacionales, Alperovich sostuvo que "la justicia deberá utilizar todos los recursos tecnológicos del Estado para esclarecer el hecho y castigar a los autores de este gravísimo ataque a la democracia y sus instituciones en la persona de la Presidenta".

El titular del Poder Ejecutivo provincial también expresó su "solidaridad con la Presidenta de los argentinos en este ingrato momento" y enfatizó un "firme repudio este escandaloso ataque a su persona y a su gestión".

Por otro lado, el Gobernador advirtió que "la posibilidad de que esta provocación se vincule con los juicios por violaciones de derechos humanos, nos advierte que los genocidas no se resignan a la verdad y la justicia inexorable, pero al mismo tiempo evidencia la soledad y la clandestinidad en la que actúan porque las Fuerzas Armadas de la Constitución les han dado definitivamente la espalda".

El hecho en cuestión, que fue confirmado ayer oficialmente, se produjo el último viernes, cuando se produjeron al menos seis interferencias en las comunicaciones de radio del helicóptero presidencial, en las que se profirieron insultos y amenazas contra el matrimonio Kirchner.

En las grabaciones, que fueron recogidas por la Justicia para iniciar una investigación, se puede escuchar con nitidez las frases: "maten a la yegua" (sic), "boludo, maten al pescado" (sic) y "mátenla" (sic).

Este acontecimiento se produjo el mismo día y a la misma hora en que se iniciaba el juicio oral y público a varios jerarcas de la última dictadura militar por las violaciones a los derechos humanos cometidas en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). En ese juicio, que terminó con condenas a perpetua para varios de los acusados, el ex capitán de la Marina, Alfredo Astiz, generó un escándalo al provocar a los asistentes con el libro Volver a matar del periodista Juan Bautista "Tata" Yofre.

Comentá la nota