Alperovich recorrió obras con Vargas Aignasse, quien dijo que quiere ser intendente en 2011

"A la luz del resultado de las últimas elecciones, en la capital hay que trabajar más", disparó el diputado, en elíptica crítica a Amaya. Mientras el mandatario ponderó los beneficios para Villa 9 de Julio, el parlamentario envió un críptico mensaje: "el gobernador respalda a los dirigentes que le son fieles".
Su objetivo es la intendencia de la capital. Todo el mundo lo sabe y el mismo lo admite públicamente. Gerónimo Vargas Aignasse tiene la idea fija de alcanzar el sillón de la Municipalidad. Lo acarició en 2003, cuando perdió por 18 votos las elecciones contra Antonio Domingo Bussi, que nunca asumió el cargo porque la Justicia Federal le dictó prisión preventiva en el marco de la causa por la desaparición del senador peronista Guillermo Vargas Aignasse (padre del actual diputado), por la cual le dictaron cadena perpetua hace un año.

En su carrera por se intendente, Vargas Aignasse parece haber sumado ayer un granito más de arena, a partir de la visita del gobernador, José Alperovich, a la populosa Villa 9 de Julio.

Antes de las 10, ya había un grupo de vecinos esperándolo en la esquina de Costa Rica y Benjamín Villafañe. La mayoría se mostraba con pecheras de color naranja con la inscripción NEP (Nueva Era Peronista), que es la consigna de Vargas Aignasse.

Doscientos metros de pavimento, ejecutados por la Dirección Provincial de Vialidad, fueron suficiente motivo para que el mandatario avale al parlamentario nacional. Tanto fue así que en el entorno de Vargas Aignasse celebraron la llegada de Alperovich. "El objetivo es la intendencia y la presencia del gobernador es muy importante, porque los vecinos se dan cuenta de que hay un respaldo", explicó Miguel Rearte, un dirigente que trabaja en el equipo de Vargas Aignasse. También había pancartas que promocionaban a Susana Medina, otra referente del ex legislador en el circuito 14.

En diálogo con LA GACETA, Vargas Aignasse envió mensajes "encriptados" al intendente, Domingo Amaya. "El gobernador respalda a los dirigentes que le son fieles", dijo. "A la luz del resultado de las últimas elecciones, en la capital hay que trabajar más. En estos seis años, hay muchos sectores que aún esperan una respuesta. Hay lugares en donde la Municipalidad no entró nunca y el gobernador tiene que salir a hacer pavimento con Vialidad, porque no se ha llegado a todos los lugares", remarcó.

Hacia 2011

El diputado nacional mencionó que gestionó obras para el barrio Matadero y destacó que la pavimentación en la calle Costa Rica aportará a la seguridad en esa zona. Respecto de su futuro político para 2011, Vargas Aignasse explicó que su intención es postularse para la intendencia. "Soy un dirigente comprometido con el proyecto de Alperovich y voy a estar donde él lo determine. Si fuera por mí, quiero la intendencia. Pero si él (por el mandatario) estima que debe estar otro compañero, como ocurrió con el Senado (en las elecciones del 28 de junio)... Todos saben que quería la candidatura al Senado, pero igual trabajamos con el mismo compromiso, no nos sentimos mal por eso. Así debe ser cuando uno pertenece a un proyecto político", afirmó.

Por su parte, Alperovich -en rueda de prensa-, resaltó el beneficio para la zona. "A la gente la veo muy feliz aquí en Villa 9 de Julio. Estoy contento, porque todos los días, concretando estas pequeñas cosas, haremos grande a Tucumán", aseveró.

El aumento del cospel

Después del corte de cintas, Alperovich se retiró pero Vargas Aignasse se quedó a seguir aludiendo, de manera tan elíptica como crítica, respecto de la gestión de Amaya.

"El aumento del precio del cospel no es una medida agradable y cuando uno gobierna, a veces, debe tomar decisiones que no son agradables. Pero no se puede mentirle a la sociedad borrándose para no asumir un costo político", advirtió.

Comentá la nota