Alperovich reclamó a empresarios que no despidan personal

A cambio, el Gobernador se comprometió a no incrementar los impuestos provinciales en 2009, como había sugerido la semana pasada. El titular del PE dio el mensaje a la nueva conducción de la FET.
La posibilidad de despidos y cesantías en la actividad privada, a partir de un proceso recesivo, que comenzó a manifestarse con una fuerte caída de la actividad comercial y que es consecuencia directa de la crisis financiera mundial, se agiganta con el paso de los días.

El temor por una eventual caída en el índice de ocupación es algo que desvela desde hace varias semanas al gobernador José Alperovich, quien es consciente de que será responsabilidad del Estado contener a los trabajadores que sean expulsados del sector privado, con un consiguiente incremento en el gasto público.

En este contexto, el titular del Poder Ejecutivo ayer dio marcha atrás con su intención de aplicar un tarifazo en 2009 y, a cambio, reclamó al empresariado que mantenga las fuentes de trabajo. "En épocas de crisis no hay que tener aumentos de impuestos, pero les pido a los empresarios que nos ayuden, que no despidan gente; porque si despiden me voy a ver obligado a buscar más recursos para que el Estado compense lo que no recibe de la activad privada", advirtió Alperovich, en declaraciones a la prensa, tras una visita matinal a un call center ubicado en avenida Adolfo de la Vega al 300.

Luego, al mediodía, el Primer Mandatario provincial transmitió, personalmente, el mismo mensaje a las nuevas autoridades de la Federación Económica de Tucumán, con quienes mantuvo una reunión en la Casa de Gobierno.

La semana pasada, el Gobernador había admitido que el año próximo se avanzaría con "retoques impositivos" para mantener los niveles de recaudación y garantizar el financiamiento en áreas sensibles como obras públicas, salud y educación. "No se puede descartar nada", había agregado, ante una consulta puntual sobre la posibilidad de que se incrementen los tributos provinciales (Inmobiliario, Automotor e Ingresos Brutos).

El anuncio generó un rechazo generalizado de empresarios, sindicalistas y dirigentes políticos, quienes advirtieron que la medida terminaría potenciando la recesión y, con ello, la posibilidad de despidos.

Marcha atrás

Sin embargo, el Gobernador ayer aseguró: "La gente quiere tranquilidad en los momentos de crisis y no hay que incrementar ningún tipo de impuestos, a pesar de que todas las provincias están aumentando". Además, aclaró que "solamente habría retoques en los impuestos relacionados con el sistema bancario y las empresas telefónicas. No tienen nada ver con la gente, ni con los Ingresos Brutos ni con el Inmobiliario", insistió.

Alperovich también criticó la sugerencia de la AFIP a las provincias para que actualicen los montos de sus tributos. "La provincia es autónoma para fijar sus impuestos y por los próximos cuatro o cinco meses a la sociedad hay que darle tranquilidad, no hay que llevarle un problema más y lo seguiremos evaluando, pero Tucumán no va a aumentar a pesar de lo que quiera la Nación", sentenció.

Alivio empresarial

El flamante titular de la FET, Raúl Robín, se mostró aliviado ante la decisión del Gobernador de no aumentar los impuestos. "Al sector comercial le cuesta equilibrar la carga que genera la presión tributaria y nos parece lógico y oportuno que el Gobierno haya decidido no implementar un aumento en los impuestos", precisó el dirigente, tras la reunión con Alperovich.

En la audiencia, entre otros puntos, se analizaron los efectos que podría generar en Tucumán la crisis económica mundial y los empresarios plantearon la necesidad de consensuar iniciativas para evitar la recesión en la provincia.

En este sentido, una de las inquietudes que trasladó la mesa directiva de la FET al Mandatario fue la posibilidad de modificar los horarios de atención en los comercios, a partir de la baja en las ventas producida con el adelantamiento de una hora en los relojes.

Robín ratificó la postura "dialoguista" que procurará mantener la nueva conducción de la FET en su relación con el Gobierno, señalando que "el consenso es el mejor camino para encontrar soluciones y lograr los cambios necesarios que beneficien tanto a la rama comercial como a la población en general".

Creció la recaudación

En otro orden de consideraciones, Alperovich anunció ayer que la recaudación de impuestos en la Dirección General de Rentas de la Provincia (DGR) trepó a 100 millones de pesos en octubre, lo cual representa un incremento del 38 por ciento en comparación con igual período de 2007.

A propósito de este tema, el ministro de Economía Jorge Jiménez se mostró conforme con los montos que ingresaron el mes pasado a la DGR, aunque aclaró que en los próximos meses, incluido el que comienza hoy, la recaudación caerá arrastrada por la crisis financiera.

Por otro lado, el Gobernador garantizó el envío de fondos solicitado por la Corte Suprema de Justicia el jueves último, a través del vocal Antonio Estofán. "Le vamos a dar todo el dinero que la Justicia nos pide", dijo Alperovich y precisó que se aumentarán cuatro millones de pesos al presupuesto de ese poder, los que serán destinados a financiar obras de infraestructura y a cancelar los sueldos de 140 puestos de trabajo recientemente creados en los Tribunales.

Nuevo call center

El Gobernador anunció ayer que la firma Teleperformance está interesada en la apertura de un nuevo call center en Tucumán, dentro de los próximos 60 ó 90 días, lo que permitiría la creación de 400 puestos de empleo para jóvenes.

El local, al igual que otros de ese rubro ya instalados, sería alcanzado por los beneficios de la ley provincial que establece que el alquiler del inmueble correrá por parte del Estado, al igual que el pago del 30 por ciento de los sueldos de los empleados, durante el primer año de actividad, y del 20 por ciento durante los tres años siguientes.

Por Fabián López

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota