Alperovich: 'Quiero arreglar, pero plata no hay'

Lo manifestó el gobernador tucumano en referencia al conflicto entre el gobierno y los trabajadores de la salud autoconvocados. El titular del Poder Ejecutivo, también hizo referencia al intendente de la Capital, Domingo Amaya como 'el mejor intendente desde la vuelta de la democracia'
| "Yo quisiera hacerles una mejora. ¿Quien más que yo que quiere solucionar esto? Yo quiero arreglar pero hay un límite: plata no hay, y si no, le estaría mintiendo a todos los tucumanos", fueron las palabras del gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich, en declaraciones a la prensa, al ser consultado sobre la protesta de los trabajadores de la salud autoconvocados quienes volvieron a instalar sus consultorios en la calle, al frente de los principales hospitales de la capital tucumana.

Cabe recordar que los empleados de la salud cumplen con un plan de lucha por tiempo indeterminado en reclamo de mejoras salariales y laborales, mientras el Poder Ejecutivo sigue fiel a su discurso sobre la falta de recursos para afrontar las exigencias del sector.

Alperovicha a los médicos "por todos los cambios y la transformación" producida en el área de salud en los últimos años, agregando que "me acuerdo cuando inicié la gestión: la cantidad de desnutridos, la cantidad de mortalidad infantil que había 25 por mil, la mortalidad materna, chicos a los que debíamos hacer en estimulación temprana", recordó.

"No piensen que el gobernador es un caprichoso, que es un hombre que no quiere arreglar, pero no se puede. No hay que aumentarle solamente a los médicos y a las enfermeras: toda la administración pública merece un aumento, pero cuando no hay (dinero), no hay", recalcó el titular del Poder Ejecutivo.

"Este gobernador sabe el sacrificio y el trabajo que hacen ellos (por los trabajadores) y en la medida que se pueda, vamos a ir revirtiendo toda la situación porque cada uno merece ganar mucho más. Los municipales, los docentes, todos deben ganar mucho más y en la medida que se pueda vamos a ir dando respuestas", lo manifestó el gobernador.

Sin embargo José Alperovich recordó que cuando asumió su gestión "un médico ganaba 600 pesos; cuando hoy, en promedio, por seis horas de trabajo, nadie gana menos de 2.600 pesos. O sea, que se ha venido mejorando, aunque merecen ganar más".

Cabe recordar que los trabajadores de la salud autoconvocados y los funcionarios del Poder Ejecutivo provincial volverán a reunirse el jueves a instancias de la convocatoria realizada por el Arzobispo de Tucumán, Monseñor Luis Villalba, quién actúa en este conflicto como mediador para lograr el acercamiento de las partes, la discución de los puntos en conflicto, con el fin de lograr destrabar el conflicto que afecta al conjunto de la sociedad, especialmente a los que menos tienen.

Casualmente Braulio Fanlo, delegado de los trabajadores del Hospital "Nicolás Avellaneda", en referencia al encuentro convocado por la Iglesia para el jueves, manifestó que "no tenemos muchas expectativas de solución, atento a lo que vienen diciendo, tanto el gobernador como sus funcionarios. Espero que en el encuentro los funcionarios lleguen con una propuesta concreta y no con ganas de dar clases magistrales de macro economía que no soluciona absolutamente nada".

"El mejor intendente"

En otro sentido, el gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich, en su charla habitual con los periodistas mientras recorre obras en distintos puntos de la provincia, hizo referencia a la relación con el intendente de la ciudad de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya, luego de la situación política originada por declaraciones del diputado nacional Germán Alfaro, que motivó la reacción del sector alperovichista y el malestar que existió entre el titular del Departamento Ejecutivo y los concejales.

Casualmente, Alperovich se reunió el viernes pasado en su residencia con los ediles capitalinos, mientras se producía el alejamiento de funcionarios vinculados con Alfaro dentro del municipio.

"Les pedí a los concejales que lo apoyen fuertemente al intendente Amaya, porque es uno de los mejores intendentes que hubo desde el regreso de la democracia, y con él hay que trabajar en conjunto porque, la verdad, está haciendo muchas cosas por la Capital", lo manifestó el gobernador tucumano.

"La pelea, la lucha entre los políticos, no le interesa al ciudadano común, lo que le interesa es que le solucionemos el trabajo, la seguridad, esos temas", lo señaló el titular del Ejecutivo tucumano.

Comentá la nota