Alperovich pidió a los empresarios solidaridad.

Inquietud del mandatario por el alza que registró el índice de desocupación.
El gobernador José Alperovich se mostró preocupado por el alza en el índice de desempleo en la provincia y aceptó que la crisis económica internacional puede afectar los niveles de ocupación laboral. “El desempleo hay que medirlo con respecto al mismo trimestre del año anterior porque la economía es cíclica y hay veces que hay más trabajo, como cuando hay zafra. No obstante, es verdad que esta crisis nos afecta y más desempleo debe haber. No voy a negar nada. Estamos trabajando para tratar de conservar la cantidad de trabajo”, dijo Alperovich. Se pronunció de esta forma luego de que el Indec señalara que en el último trimestre de 2008 el desempleo en Tucumán subió del 7,7% al 9,7%.

Alperovich no descartó, además, que la desocupación crezca aún más. “Si un negocio no vende, a la corta o larga, saca gente. Si la obra privada se para, deja empleados. Mi obligación como gobernador es tratar de parar esto. La manera de lograrlo es haciendo más obras públicas”, especificó. Añadió que por ello busca cada vez más fondos y más emprendimientos para la provincia. También pidió a los empresarios solidaridad para que no quede más gente en la calle.

Respecto de la política impositiva tucumana, Alperovich afirmó que fue la única provincia que no subió los impuestos. Sobre el Automotor, dijo que aumentó por los ajustes sobre los valores de los vehículos y que la Provincia nada tiene que ver con los incrementos en las tarifas de la luz y del gas. “El agua sí aumentamos un 15%”, admitió.

Comentá la nota