Alperovich es uno de los pétalos de la margarita K

En los últimos meses, varios medios nacionales publicaron las versiones sobre una eventual postulación de José Alperovich a la vicepresidencia en 2011, en una fórmula con Néstor Kirchner. Sin embargo, el gobernador negó esa posibilidad.
"Es la típica actitud kirchnerista de premiar al referente más leal"

Sergio Berensztein - Profesor e investigador de la Universidad Torcuato Di Tella

La figura política de José Alperovich no está instalada en los distritos urbanos más importantes, como Capital Federal, Córdoba, Mendoza y Rosario, entre otros. Pero tampoco estaba instalada la figura de Julio Cleto Cobos hasta antes del conflicto con el campo. En el caso del tucumano, es evidente que gobierna en una provincia muy densamente poblada y es conocido en la región. Además, el kirchnerismo todavía no está tan mal en el NOA. La estrategia del Gobierno nacional es fidelizar la base electoral que le es más afín; entonces Alperovich es un buen candidato, que ratifica ese criterio, para integrar la futura fórmula presidencial. El matrimonio Kirchner sabe que en la Capital Federal va a tener muy pocos votos; en cambio en el NOA tendrá menos competencia. Si Alperovich es el elegido por el kirchnerismo, tendrán que trabajar para instalar su figura a nivel nacional. También vale decir que el gobernador tucumano demostró su lealtad hasta en los peores momentos y, en este caso, se daría la típica actitud kirchnerista de premiar al referente más leal.

"Hoy, una posible candidatura a vice parece poco probable"

Rosendo Fraga - Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría

Hace dos años, nadie hubiera podido pronosticar que hoy, Julio Cobos, sería el político con mejor imagen, con la mayor intención de voto para la elección presidencial de 2011 y, además, que sería la figura más importante de la oposición. Faltan dos años para las presidenciales -si no se adelantan-, y en consecuencia muchas cosas pueden cambiar. Hoy una candidatura de José Alperovich a vicepresidente de Néstor kirchner parece poco probable. En caso de que el ex presidente finalmente se presente, probablemente buscará como vice a alguien de Buenos Aires para asegurarse votos en el conurbano o, de no ser peronista, a alguien que sume en el plano nacional, como sería Hermes Binner. La candidatura a vice parece poco relevante, pero el papel que ha adquirido Cobos le ha dado una nueva significación política. En cuanto a Alperovich, la posibilidad de ser compañero de fórmula puede darle cierto juego dentro del oficialismo en el corto plazo, pero la imagen de Kirchner hoy, en términos electorales, resta más de lo que suma.

"Este tipo de postulaciones puede ser un globo de ensayo"

Analía del Franco - Directora de la Consultora Analogías

El tándem Néstor Kirchner-José Alperovich está relacionado con un fenómeno de percepción electoral: ambos pueden concentrar el voto del norte y del sur del país, mas no los votos del centro. Esta región se ha mostrado adversa para el kirchnerismo. No obstante, a estas alturas, la versión sobre una eventual candidatura de Alperovich a la vicepresidencia del país, acompañando en la fórmula a Kirchner para 2011, puede ser considerada un globo de ensayo. A este tipo de candidaturas hay que trabajarlas con bastante tiempo. Es muy probable que a Alperovich le juegue a su favor el hecho de que tiene una buena gestión como gobernador y, si bien no es suficiente, ayuda mucho a posicionarse en el escenario nacional.

Más allá de las especulaciones políticas, este tipo de candidaturas todavía están muy verdes. Se deben tomar en cuenta muchos factores. Hay que ver cómo se forma una dupla y hasta qué punto pueden llegar a complementarse.

"Kirchner sabe de la capacidad de liderazgo del gobernador"

Hugo Haime - Analista político y consultor

José Alperovich es uno de los mejores gobernadores de la Argentina, por su capacidad de gestión, y tiene a su favor la cercanía con el Gobierno nacional. Néstor Kirchner sabe del peso que tiene la performance electoral y de la capacidad de liderazgo que posee el gobernador de Tucumán. Sin embargo, Alperovich aún no tiene proyección nacional en términos electorales ni políticos. No creo que pase del 35% el nivel de conocimiento de la gente respecto de su gestión, pero aquellos que sí lo conocen poseen una imagen positiva.

Al observar cómo empieza a perfilarse el escenario político de cara a 2011, el problema del kirchnerismo no es el candidato a vicepresidente de la Nación, sino el propio Néstor Kirchner. En caso de llegar a elegir a José Alperovich como compañero de fórmula, el santacruceño estaría dando una señal de preferencia hacia un dirigente que representa la nueva forma de hacer política y no la vieja concepción peronista de gobernar. Alperovich, en consecuencia, está relacionado con la historia del nuevo peronismo, no con la vieja.

"Esa posibilidad puede costarle a Alperovich la crucifixión"

Gretel Ledo - Politóloga y abogada egresada de la UBA

La eventual candidatura a vicepresidente es una suerte de dulce que el kirchnerismo no suele ofrecer a cualquiera. Sin embargo, esa posible postulación puede costarle a José Alperovich una crucifixión, como le sucedió a otras figuras. Néstor Kirchner tiene la facultad de quemar las carreras políticas ajenas. Lo hizo con su mujer y ahora va por alguien del interior. Creo que Alperovich debería tomar distancia, porque puede recorrer el sendero de Daniel Scioli, un dirigente que tuvo un carisma tremendo y que se vio obligado a dar un paso al costado, porque la sociedad no le cree. El problema no es el gobernador tucumano, que representa a un modelo de dirigente fiel, sino el matrimonio Kirchner: tiene un 70% de imagen negativa. Desde esa perspectiva, no veo un escenario potable para el triunfo del kirchnerismo en 2011. Tal vez, la eventual elección de Alperovich tenga que ver con que se trata de un caudillo que puede darle un cierto caudal de votos que supla el peso electoral de las intendencias del conurbano, cuyos intendentes acuchillaron por la espalda a Kirchner en junio pasado.

No tiene imagen nacional, pero conseguirla no es algo imposible

Luis Tonelli - Doctor en Ciencias Políticas - Universidad de Oxford

La imagen de José Alperovich no está consolidada. Al contrario, tiene un alto nivel de desconocimiento en el orden nacional. Sin embargo, quienes dicen conocerlo tienen un buen concepto sobre su figura, especialmente en cuanto a la gestión: quedó demostrado al haber sido reelecto. Además, hay que tener en cuenta si habrá o no reforma política, o sea, si las candidaturas se elegirán por el "sabio dedo" o por medio de internas abiertas. La reforma política tuvo un envión, pero ahora las dudas sobre si resultará conveniente al oficialismo le han puesto un freno. Alperovich tendría que darse a conocer: le falta la presencia mediática, pero conseguirla no es imposible. El hecho de que Juan Manzur haya sido elegido ministro de Salud en un momento crucial (la epidemia de gripe A), le suma puntos a favor. También es cierto que cualquiera puede perder una interna en una fórmula presidencial, pero él no sufrirá demasiados daños y, de paso, disfrutará de una exposición nacional. La política tiene muchas vueltas. Fernando de la Rúa fue candidato a vice de Ricardo Balbín y, mucho después, llegó a la Presidencia.

Comentá la nota