Alperovich: El paro médico tiene de rehén a los humildes

El Gobernador volvió a embestir ayer contra los autoconvocados de la sanidad, a quienes pidió "comprensión". No obstante, reiteró que no habrá aumento salarial.
Mientras el arzobispo Luis Villalba retomará hoy su misión mediadora en la intención de destrabar conflicto salarial que mantienen hace más de dos meses el Gobierno y los médicos autoconvocados de la sanidad (ver nota aparte), desde el Poder Ejecutivo siguen echando "leña al fuego".

El gobernador José Alperovich dijo ayer que con la protesta de los profesionales de la salud "se usa de rehén a los más humildes"; en tanto que el ministro del área, Pablo Yedlin, sostuvo que los reclamos de la sanidad están "politizados".

"Yo les agradezco a los médicos el acompañamiento, pero les pido comprensión, porque no podemos tener a los más humildes de rehenes", disparó el titular del Poder Ejecutivo, durante una inauguración de obras en La Rinconada.

En alusión al paro por tiempo indefinido de los profesionales, que mantiene paralizada la atención en los consultorios externos y obligó la suspensión de numerosas cirugías programadas en las últimas nueve semanas, Alperovich lanzó: "Se usa de rehén a los más humildes, porque el que tiene plata va al sanatorio privado y acá lamentablemente se perjudica al más débil que no tiene absolutamente nada".

Además, el Primer mandatario restó importancia a las gestiones realizadas en Buenos Aires por una comisión de los autoconvocados de la salud, quienes denunciaron al Gobierno tucumano ante la OIT y el Ministerio de Trabajo de la Nación por violar la libertad sindical y los derechos laborales de los trabajadores. "¿Qué pueden hacer en Buenos Aires? Los problemas de los tucumanos se resuelven en Tucumán, ¿Quién puede solucionar (el conflicto) desde Buenos Aires", sentenció.

"No hay dinero"

Por otro lado, el Gobernador se mostró firme en postura de no ceder a los reclamos de los trabajadores de la sanidad, quienes exigen un incremento del 100 por ciento en la base de cálculo salarial (llevándola de 250 a 500 pesos) el pase a planta permanente de más de 5 mil contratados, el 82 por ciento móvil a jubilados y el pago del ítem por Insalubridad, entre otros puntos.

"No hay dinero, no es que yo sea caprichoso, que quiera vivir en el conflicto, no quiero vivir en el conflicto, pero hay que seguir trabajando fuerte para sacar a la provincia adelante", argumentó.

Sobre el mismo tema, insistió en que su obligación es "ser responsable en los actos de Gobierno, porque si no, yo creo que no llevaría a buen puerto a la provincia".

En este sentido, Alperovich recordó que "los últimos gobiernos han caído por no pagar los sueldos en tiempo y forma, con la provincia sitiada, con quema de cubiertas en todos los municipios".

Piden "despolitizar la protesta"

A su turno, Yedlin opinó que "se está politizando" el plan de lucha que llevan adelante los autoconvocados de la sanidad.

"La gran mayoría de los médicos persigue un aumento salarial, pero lo que creo cuando escucho los discursos y veo la gente que está acompañando (las marchas), es que se está politizando", disparó y agregó: "Yo estoy a favor de la politización, pero no con los hospitales y la gente de por medio".

El funcionario se mostró preocupado por la situación que se genera en los hospitales a raíz de la protesta de los médicos y empleados.

"Estamos en un cuello de botella cada vez más grande", admitió, tras lo cual instó a "despolitizar la protesta, porque creemos que tenemos que avanzar en el diálogo".

A propósito, Yedlin opinó que "se puede avanzar claramente para que, con la capacidad salarial que tiene la provincia, se dé una respuesta escalonada, secuencial, progresiva. Pero, antes tenemos que sacar a los hospitales fuera de esta politización porque la gente que va a los hospitales no tienen otras posibilidades de atención", insistió. Finalmente, el titular de la cartera sanitaria confirmó que habrá nuevos descuentos de haberes contra el personal de la sanidad en represalia por los días de huelga, pese a que el paro es con asistencia a los hospitales y firma de planillas. Al ser consultado sobre el retraso en el pago de los sueldos del SIPROSA, Yedlin advirtió que "se ha atrasado un día porque es muy complejo el pago para determinar los días no trabajados".

El Arzobispo Luis Villalba retomará hoy la mediación en el conflicto

El arzobispo de Tucumán, Luis Villalba, retomará la mediación en el conflicto salarial que enfrenta desde hace más de dos meses al Gobierno y a los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad.

A las 11.00, el prelado recibirá en su despacho a una comisión de los profesionales de la salud, para escuchar "alguna propuesta que sea superadora y permita destrabar esta situación", según adelantó a EL SIGLO el vicario general de la Arquidiócesis, Meliton Chávez, quien acompaña a Villalba en la difícil misión mediadora.

El religioso informó que posteriormente (posiblemente este sábado o el próximo lunes) el Arzobispo "convocará a los funcionarios del Gobierno, para hacerles el mismo planteo".

Chávez explicó que la decisión de realizar reuniones por separado con cada una de las partes en conflicto obedece a que Villalba "quiere conocer cual es la postura de cada sector y ver si tienen alguna propuesta que sea superadora. Es necesario que haya un diálogo pleno y con posturas más conciliadoras, tanto por parte de los autoconvocados como del Gobierno, para poder encausar el diálogo que permita superar el conflicto", puntualizó.

Finalmente, monseñor Chávez advirtió que si en estas dos audiencias "no se renuevan las posturas, es difícil que se convoque desde el Arzobispado a una reunión conjunta, porque no tendría sentido reunirnos para decir lo mismo y seguir obrando del mismo modo. Se hace necesario apelar a la sensatez de las partes para superar este conflicto", concluyó.

Por su parte, Rubén Segovia, delegado del hospital Centro de Salud y vocero de los autoconvocados, dijo que acudirán hoy a la convocatoria del Arzobispo "para ratificar la postura de seguir dialogando y ver la posibilidad de cambiar la modalidad de las protestas desde la próxima semana, sin abandonar el plan de lucha. Queremos que los ciudadanos que concurren a los hospitales tengan respuesta a sus necesidades, pero también consideramos que el PE debe resolver esta situación, otorgando una mejora salarial al personal de la sanidad, porque de lo contrario las medidas se pueden endurecer", advirtió.

Comentá la nota