Alperovich negó enfáticamente la posible emisión de bonos

El Gobernador dijo que volver a las cuasimonedas sería "muy malo para Tucumán". Además, se mostró de acuerdo con la promovida reforma a la Ley de Responsabilidad Fiscal.

La grave situación financiera que atraviesan varias provincias argentinas, como consecuencia de la falta de envío de fondos coparticipables desde la Nación hace peligrar el pago de sueldos hasta fin de año. En Tucumán, el gobernador José Alperovich admitió la semana pasada que hacen falta 60 millones de pesos para llegar sin sobresaltos a diciembre.

Peor es la situación en Córdoba, donde la administración de Juan Schiaretti enfrenta desde hace varios días la protesta en las calles de los empleados estatales y -ahora- de los docentes privados, disconformes por el atraso en el pago de los sueldos y por la negativa de abrir una mesa de negociación salarial.

La emisión de bonos como alternativa de pago es una opción no muy lejana en esa provincia mediterránea, aunque se niegue públicamente, pese al envío por parte de la Nación de 120 millones de pesos correspondientes al Programa de Asistencia Financiera (PAF).

En ese contexto, el gobernador Alperovich salió ayer a diferenciarse de su par cordobés y volvió a negar terminantemente la posible emisión de cuasimonedas en nuestra provincia. "Emitir cuasimonedas sería muy malo para Tucumán, por eso estamos tan ajustados en el dinero (para producir un ahorro que evite esa salida)", explicó y estimó que "2010 va a ser un mejor año y hay que tratar de terminar bien este año pagando los sueldos en tiempo y forma".

A propósito, informó que "los sueldos de agosto se comienzan a pagar en septiembre" y adelantó que "ya está depositado el 20 por ciento" que se paga por adelantado todos los meses a los empleados públicos.

En diálogo con la prensa, tras supervisar obras de cloacas en la Capital, Alperovich aseguró que "el funcionamiento del Estado está garantizado. Es una pelea del día a día, pero vamos a tratar de llegar bien a fin de año", insistió.

Llegada de fondos

El Mandatario tucumano destacó que, durante su estadía en la Capital Federal, el jueves, cuando acompañó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el acto en el cual se anunció el envío de la nueva ley de radiodifusión al Congreso, logró destrabar fondos para la provincia.

"Ya nos mandaron este mes 40 millones de pesos para obras y pude destrabar otros 36 millones de pesos del Programa de de Financiamiento Ordenado (PFO), que llegan entre hoy y el lunes. Imagínese que estos últimos fondos que tendrían que habernos mandado a primero de mes, me llega el 31, y ello es clave para pagar los sueldos", precisó.

El Gobernador remarcó que, pese a las dificultades financieras, "el funcionamiento del Estado está garantizado. Es una pelea del día a día, pero vamos a tratar de llegar bien a fin de año", vaticinó.

Ley de Financiamiento Ordenado

Por otro lado, Alperovich se mostró a favor de la reforma a la Ley de Responsabilidad Fiscal que promueven al menos 15 gobernadores de distintas provincias y que ya contaría con el visto bueno de la Casa Rosada. "Dios quiera que salga (esa modificación), la noticia salió en los diarios, pero no hay absolutamente nada", aclaró.

La reforma de esa norma, que fue sancionada en 1993 y prohíbe a las provincias endeudarse o asignar partidas de gastos de capital para el pago de erogaciones corrientes y las obliga a cerrar el año sin déficit, sería temporaria y regiría únicamente durante lo que queda de 2009 y todo 2010.

Ello implicaría para este año y el próximo la ley permitiría a los estados provinciales los hoy prohibidos endeudamientos para gastos corrientes (sueldos, servicios, transferencias a municipios y escuelas privadas y proveedores). Además, se autorizarían redireccionamientos de fondos de capital (destinados a obras y equipamiento) para gastos corrientes, algo que hoy es ilegal.

La iniciativa, que fue promovida por varios gobernadores, con el mendocino Celso Jaques a la cabeza, ingresó el jueves a la Cámara de Diputados y lleva la firma de legisladores de casi todas las proincias, entre ellos, algunos que no pertenecen la bancada del Frente para la Victoria, como Genaro Collantes (Frente Cívico y Social-Catamarca) y Silvia Augsburger (Partido Socialista-Santa Fe). Los únicos representantes que no acompañaron con su firma el proyecto son los de la Capital Federal, Corrientes, San Luis y Tucumán.

Comentá la nota