Alperovich se mostró dolido por los dichos del ex vicegobernador

Seis años después de haber compartido una sociedad política que los llevó a presidir el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo, respectivamente, José Alperovich y Fernando Juri mantienen un enfrentamiento cada vez más enconado.
El jueves, el gobernador aseveró que el peronista disidente, si resulta electo diputado o senador nacional, se convertirá tarde o temprano en oficialista. El ex vicegobernador le contestó llamándolo temeroso y ambivalente, porque un día habla bien de él y a la jornada siguiente lo impreca, del mismo modo que anuncia sobresueldos para los viales y a la mañana siguiente da marcha atrás.

Los encontronazos continuaron ayer. Alperovich se mostró dolido por las críticas de su ex compañero de fórmula.

"Ayer (en alusión al jueves), hablé porque estoy harto de tantos que hablan, pero no voy a referirme a los dichos de la oposición porque la gente quiere que demos soluciones. Quiere que yo esté por encima de eso", señaló.

Luego, se refirió al rótulo de "usurpador" del PJ que le puso Juri al alperovichismo. "Hubo una interna, fue tranquila y se ganó bien. No soy alguien a quien no le duelen las críticas, sobre todo cuando vienen de personas que estuvieron cuatro años conmigo", aseveró.

La contraparte

"El oficialismo tiene tanto miedo que quiere, inconscientemente, que forme parte de él. Pero ya les expresé que mi intención es terminar con las injusticias, los tarifazos, las persecuciones y las abusivas cargas impositivas de una de las provincias más caras del país", manifestó Juri, que redobló sus cuestionamientos en contra del alperovichismo.

"Ahora quieren hacerle creer a la gente que las elecciones del 28 de junio son un plebiscito del gobierno provincial. En realidad, lo que quieren es despegarse de la Presidenta (Cristina Fernández), a la que tanto dicen apoyar. Esta es otra muestra de la permanente ambivalencia", cuestionó.

Juri se reivindicó como justicialista desde la cuna y acusó al alperovichismo de haber dejado de lado la justicia social y al movimiento de los trabajadores.

"Han precarizado el trabajo, pagan buena parte de los sueldos en negro y por toda recomposición salarial otorgan sumas fijas que son una limosna que lastima la dignidad de quien trabaja", enfatizó. "A eso se suman estas enfermedades de la pobreza que pretendieron esconder bajo la alfombra. Nadie se hace cargo de los errores que se cometieron y ahora está en juego la salud y la vida de los tucumanos. Mientras tanto, la tarea que desempeñaron sus referentes en el Congreso de la Nación fue la de ‘levantamanos’. ¿Esa es la gran gestión a la que aluden?", inquirió.

Comentá la nota