Alperovich juega su rol en la interna peronista

El gobernador es un kirchnerista confeso, pero cultiva buenas relaciones con los peronistas disidentes. El diario La Nación asegura que habla con Carlos Reutemann.
El gobernador José Alperovich se acostumbró a estar presente en todas las especulaciones políticas a nivel nacional. Sobre todo cuando las mismas se realizan en torno al futuro del peronismo y la feroz interna que se desató luego de la derrota del ex presidente Néstor Kirchner en los principales distritos del país. que le valió la renuncia a la presidencia del PJ..

Prácticamente no pasa domingo sin que los principales analistas políticos de los grandes medios de Buenos Aires nombre al titular del Poder Ejecutivo tucumano. Inclusive algunos hasta se animaron a ponerlo en el lote de los posibles presidenciables en 2011.

Ante la consulta de los periodista locales, Alperovich elude las preguntas con la misma respuesta, su mente está puesta en la gestión en Tucumán. Asegura que las hipótesis no forman parte de su preocupación diaria y a pasar a otro tema.

Lo cierto es que la batalla para conducir al peronismo, y eventualmente llevar el sello partidario en los comicios, para los cuales faltan más de dos años, está lanzada, y en ese juego, Alperovich, más allá de lo que diga, quiere tener un papel preponderante.

Con respecto al rol del gobernador, ahora fue el turno del matutino La Nación quien se ocupó del tema. En un artículo que lleva la firma del analista Martín Di Natale, el diario de los Mitre analiza las posibilidades del santafesino Carlos Reutemman para suceder a Cristina Fernández de Kirchner en el próximo turno presidencial.

El columnista asegura que el ex piloto de Fórmula 1 mantiene un fluido contacto con Eduardo Duhalde, no descarta una alianza con Francisco de Narváez y está en plena formación de una estructura para sustentar su candidatura.

Según Di Natale,el "Lole" necesita de Duhalde para poner un pie en el estratégico Gran Buenos Aires, pero "evalúa que eso no lo atará a Duhalde porque sabe que el poder del ex presidente quedará licuado en una mesa nacional del PJ disidente en la que se sentarán peronistas de peso como Juan Schiaretti, Juan Carlos Romero, Ramón Puerta o Jorge Busti. En verdad, Reutemann dialoga telefónicamente con todos. Desde peronistas ortodoxos hasta gobernadores kirchneristas como Gildo Insfrán (Formosa), José Alperovich (Tucumán), José Luis Gioja (San Juan) o Juan Urtubey (Salta)".

A pesar de que lo niegue, Alperovich quiere convertirse en un jugador de relieve a nivel nacional. Habla maravillas del Gobierno Nacional y no se conoce que deslice críticas hacia la gestión de la actual presidenta, pero sigue atentamente todas las movidas.

Otro dato, con la mayoría de los denominados peronistas disidentes, cultiva una buena relación, algo que no niega, aunque prefiere no hacer público.

Comentá la nota