Alperovich instó a productores rurales a retomar el diálogo.

El Gobernador dijo que los ruralistas están en su derecho de protestar, aunque resaltó que sería mejor "tratar de consensuar" frente a la gravedad de la crisis imperante.

El gobernador José Alperovich instó ayer a los productores rurales a priorizar el diálogo y el consenso como instrumento para superar el conflicto con la Nación por las retenciones móviles a la soja.

"Hay que seguir con el diálogo, porque la crisis es tan grande que se debe sacar lo mejor con el diálogo y tratar de ir, poco a poco, consiguiendo lo mejor", resaltó el Mandatario tucumano, en diálogo con la prensa, al ser consultado sobre la decisión ruralista de volver a las rutas ante la falta de un acuerdo con el Poder Central sobre el esquema de retenciones a las exportaciones de granos.

Consultado sobre los piquetes que iniciaron los productores la semana pasada como modalidad de reclamo, Alperovich opinó que "cada uno derecho tiene derecho a protestar para hacerse sentir". Sin embargo, insistió en que "es momento de charlar y conversar, como lo hacemos en la provincia, por el consenso, porque es grave la situación".

Tras visitar las instalaciones del centro de gestión de Jubilaciones Especiales, cito en avenida Alem 252, el Gobernador destacó, además, que en las reuniones que vienen manteniendo semanalmente las autoridades nacionales con la Mesa de Enlace "se ha avanzado en acuerdos sobre el trigo, la carne y el maíz. La única forma de resolver esto es el diálogo", recalcó.

Asistencia a municipios

En otro orden de consideraciones, Alperovich defendió la decisión de obligar a los municipios a que se hagan cargo del tratamiento y disposición final de los residuos sólidos urbanos. En tal sentido, reiteró que la Provincia aportará fondos a las administraciones municipales para cumplir ese objetivo. "Los ayudamos y los seguiremos ayudando a los 19 municipios", resaltó y recordó que, en el caso de San Miguel de Tucumán, "se ha enviado todo el dinero para pagar Pacará Pintado, lo mismo que a Famaillá, Concepción y Monteros. A todas las municipalidades les hemos mandado fondos, no las abandonaremos y les giraremos lo que necesiten", subrayó.

El titular del Poder Ejecutivo, aseguró también que "la provincia le da mucho más dinero de lo que les corresponde por coparticipación a los intendentes, que tienen una línea directa para reunirse con el gobernador cuando lo necesiten. La grandeza de los municipios es la grandeza de la provincia", acotó.

Moratoria en marcha

Por otro lado, el Gobernador anunció la promulgación la ley de moratoria y blanqueo de capitales aprobada el jueves pasado por la Legislatura provincial. "Estamos acompañando al gobierno nacional y voy a prolongar la ley para que quien blanquee lo pueda hacer. No es por una necesidad de la provincia sino que lo hacemos para acompañar a la Nación", resaltó.

A la hora de justificar la puesta en marcha de ese programa, Alperovich explicó que, si bien el nivel de evasión fiscal en Tucumán "no es muy alto", era necesario establecer una moratoria similar a la dispuesta por la Nación. "No puede haber una ley nacional de moratoria si no lo hacen también las provincias, porque se generaría un desfasaje entre las declaraciones juradas provinciales y la nacional", puntualizó.

Finalmente, Alperovich descartó la posibilidad de crear un fondo anticrisis, con líneas de crédito blandas, como reclama el sector empresarial de Tucumán. "Hay líneas de crédito que ha sacado la Nación con fondos de la ANSES, pero lo que no puede hacer el Estado es reemplazar a la actividad privada", justificó.

Sobre el mismo punto, advirtió que "ante la crisis que está viviendo el mundo y el país, en Tucumán debemos de trata de proteger lo logrado y no volver a atrás, que las escuelas den clases, que no falten remedios, que paguemos el sueldo de los maestros, que no falten computadoras, que la obra pública continúe para generar empleo. Más no se puede hacer desde el Estado", justificó.

Comentá la nota