Alperovich insiste en que no habrá otra oferta oficial

Mientras los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad copaban la plaza Independencia, en una nueva jornada de protesta en reclamo de reivindicaciones salariales y laborales, desde el Gobierno reiteraron que no habrá una mejora en la oferta que el sector rechazó en las últimas semanas.
"Ya está hecha la propuesta", sentenció en la mañana de ayer el gobernador José Alperovich al ser consultado sobre la posibilidad de que el próximo viernes, en el marco de la mediación encarada por el arzobispo Luis Villalba, el Ejecutivo realice un nuevo ofrecimiento a los profesionales.

En contacto con la prensa, durante una actividad oficial en Lules a la misma hora en que los médicos protestaban en las calles céntricas, en la vigésima "marcha blanca", Alperovich dijo que le "encantaría poder arreglar, que no haya drama y que se atienda a los más humildes en los hospitales; pero, lamentablemente, no podemos llegar a un acuerdo", admitió.

El último ofrecimiento realizado por el Ejecutivo consiste en un aumento del 10 por ciento a la base de cálculo de 250 pesos (es decir, 25 pesos), además del pase a la planta permanente del Estado de 1.500 contratados y el pago del ítem Responsabilidad Médica a todos los profesionales del Sistema Provincial de Salud, entre otros puntos.

Los profesionales, técnicos y administrativos rechazaron la propuesta, a la que consideraron como un insulto, y, en cambio, insistieron con el pedido de un aumento de 100 pesos en la base de cálculo, de manera inmediata y como condición para levantar las medidas, además de otro aumento de 150 pesos en ese mismo ítem, de manera escalonada y progresiva, hasta elevarlo a 500 pesos.

En otro orden de consideraciones, Alperovich anunció que el próximo miércoles viajará a la Capita Federal para firmar un convenio con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que permitirá avanzar en obras de agua potable en Tucumán por 50 millones de pesos.

Además, se refirió a la expectativa de su Gobierno en torno a la negociación por la refinanciación de la deuda provincial con la Nación.

"Lo que necesitamos es una refinanciación de la deuda. Esto es importante, porque en vez de pagar 580 millones de pesos que vencen en el 2010, si me refinancian 300 millones, quiere decir que me quedan libres 280 millones de pesos, o sea que significaría más dinero para Tucumán", explicó.

Comentá la nota