Alperovich, fastidiado por las críticas al acto.

El Gobernador, quien hace poco dijo que el Gobierno jamás repartió bolsones en elecciones, argumentó que la gente se movilizó de manera espontánea para acompañar a la Presidenta.
Bastante molesto se mostró el Gobernador José Alperovich respecto de las denuncias sobre supuestos pagos a la gente que concurrió tanto al acto con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner como a las adyacencias del teatro San Martín.

Consultado si a la multitudinaria movilización del martes la gente fue por voluntad propia o gracias al accionar de dirigentes y punteros políticos, mediante prebendas, respondió: "¡Cómo subestiman a la gente, ustedes! No hay que subestimarla, es la más leal, es la que abre su corazón. Por favor no subestimen a la gente humilde... por Dios!".

Según su análisis, "el teatro se llenó de gente, seguramente les pusieron el ómnibus para que se trasladen, pero ¿creen que a la gente se la ha arriado como ganado?", disparó en otro momento Alperovich.

A las últimas críticas, hay que sumarle que la semana pasada, monseñor Héctor Villalba, durante la visita al Papa Benedicto XVI, había puesto de manifiesto que el clientelismo y la corrupción eran dos asignaturas pendientes.

A la hora de analizar por qué la provincia sigue recibiendo ayuda constante de la Nación, Alperovich hizo una lectura política."¿Cómo te ven en la Nación para que te respeten como provincia?: si tenés los votos o no tenés los votos... esta es la realidad, nos guste o no nos guste", disparó.

A propósito, el Mandatario tucumano dijo que es "más que optimista" respecto a los próximos comicios. "Es lo que siento, creo que la gente nos va a apoyar el 28 de junio, lo que camino por la calle me lo dice; yo creo que la gente está esperanzada y creo que va a seguir confiando en este gobierno", aseveró.

La visita presidencial dejó para la provincia, además de los anuncios para Seguridad (30 millones de pesos) y el área de Desarrollo Productivo (21 millones), el compromiso de las autoridades nacionales para financiar las obras que permitirán al Gran San Miguel de Tucumán contar con una nueva red de desagües cloacales.

Así lo confirmó Alperovich, quien informó que los trabajos, que serán licitados en octubre, demandarán una inversión de 400 millones de pesos, provenientes de "un crédito del Banco Mundial que pagará íntegramente la Nación".

Además, precisó que el proyecto, que le fue confirmado por el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, beneficiará a los municipios de San Miguel de Tucumán, Banda del Río Salí, Las Talitas, Yerba Buena y Alderetes.

"Siempre voy a pedir más, porque la verdad es que hace falta mucho todavía, más salud, más educación, terminar los hospitales, más agua potable, el pavimento, terminar con las jubilaciones", enfatizó durante el habitual encuentro con los periodistas.

Comentá la nota