Alperovich exige una solución para el tren

A pesar de las promesas y las inversiones oficiales, el servicio jamás se puso en marcha. El gobernador asegura que la Nación es la responsable de la situación.
En la mañana de ayer, desde el barrio Echeverría donde inauguró obras de pavimentación, el gobernador José Alperovich no pudo disimular su fastidio. El motivo de la preocupación no es otro que la falta de definiciones desde la Nación para la puesta en funcionamiento del servicio de trenes de pasajeros entre la ciudad de Tafí Viejo y la Capital provincial.

"Estamos trabajando para que vuelva el servicio, pero depende de la Nación, es un contrato que deben hacer con la concesionaria del tren y hacer inversiones en las vías y eso al parecer no está hecho", expresó en ese sentido.

Cuando se le preguntó si hubo una posible especulación electoral del Gobierno nacional al realizar el anuncio sobre el regreso del tren de Tafí Viejo a días de las elecciones del pasado 28 de junio, Alperovich admitió: "Yo creo que, la verdad, de alguna manera tiene razón", tras lo cual se apresuró en aclarar: "Pero, ya está... ahora hay que tratar de que el tren funcione".

Consultado sobre qué es lo que impide que el servicio comience a prestarse a la brevedad, el titular del Poder Ejecutivo señaló: "Yo creo que lo que está faltando es el presupuesto y poder cerrar los contratos".

El tema despierta una sensibilidad especial en Tafí Viejo, que desde hace años espera que la recuperación de frecuencias repercuta en horas de trabajo para los talleres ferroviarios de la ciudad. Inclusive el intendente Javier Pucharras lanzó una campaña para juntar un millón de firmas y enviar a Buenos Aires como elemento de presión para alcanzar la reactivación del tren.

Uno de los mayores problemas es el económico, ya que se estima que habrá que subsidiar a la empresa que se haga cargo de un servicio que, se estima, será deficitario.

Comentá la nota