Alperovich dijo que "no hay que tener miedo" de ser minoría

El Gobernador admitió que con el kirchnerismo convertido en minoría en el Congreso, se impondrá "una etapa de consensos". "Nadie tiene una mayoría absoluta; hay que charlar y consensuar todas las leyes", admitió. Coincidió con ese diagnóstico el senador Sergio Mansilla. Córdoba descree de la unidad opositora.

El gobernador José Alperovich admitió ayer que el cambio producido en el escenario político nacional como consecuencia de los últimos comicios, con el kirchnerismo convertido en minoría en el nuevo Congreso de la Nación, impondrá el camino diálogo. "Está claro que tiene que haber consensos, porque nadie tiene la mayoría absoluta; hay que charlar y consensuar todas las leyes. Viene una etapa de consensos y no va a pasar absolutamente nada", expresó el Mandatario tucumano, en declaraciones a la prensa, tras supervisar obras en El Manantial.

Alperovich amplió su concepto acerca del cambio en las reglas del juego de la política nacional reconociendo que "cuando uno no tiene mayoría, para sacar las leyes, tiene que consensuar". Y, en ese sentido, consideró que "va a haber leyes y leyes que van a ir mutando de acuerdo a lo que pretende el Poder Ejecutivo".

El Gobernador ponderó la necesidad de "preservar el sistema democrático" y sostuvo que "no hay que tenerle miedo" a gobernar sin contar con la mayoría en el Parlamento.

En tal sentido, desestimó la posibilidad de que ese escenario ponga en riesgo la gobernabilidad "porque es normal en democracia, donde podés tener de más o podés tener de menos, que cuando no hay número tenés que consensuar (sic)".

"Lo de Diputados

fue una señal"

Quien también se refirió al tema fue el senador nacional Sergio Mansilla, admitiendo que "hay que esperar un acomodamiento nacional, porque lo que pasó en la Cámara de Diputados de la Nación es una señal que está cambiando un poco el esquema político nacional, lo que -según aclaró- no significa que esté en riesgo la gobernabilidad".

En diálogo con la prensa, el referente oficialista también consideró que a partir de la desventaja númerica del kirchnerismo en la Cámara de Diputados "van a tener gran importancia los temas legislativos"; tras lo cual estimó que "va a ser uno de los grandes interrogantes determinar cómo se va a conversar, tanto en la Cámara de Diputados como en Senadores".

Según Mansilla, con la nueva composición del Parlamento nacional "habrá que acordar y cuidar estos dos años que quedan de mandato de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner)".

Finalmente, el senador por Tucumán le restó importancia a la pérdida de poder por parte del bloque que él integrará desde el próximo viernes 10 de diciembre, cuando asuma su banca.

"Los medios hablan de una derrota contundente del kirchnerismo, pero me parece que no es así", subrayó.

La diputada Córdoba descree de la unidad opositora

Por su parte, la diputada kirchnerista Stella Maris Córdoba minimizó el impacto de la mayoría opositora en la cámara baja, al asegurar que "hay una unión circunstancial de las fuerzas de la oposición para distribuirse el poder dentro de Diputados, pero creo que no sucederá lo mismo cuando se discutan las políticas de Estado", lanzó.

Para reforzar su teoría, la parlamentaria oficialista sostuvo que "no se puede creer que fuerzas que responden a intereses económicos que siempre han caracterizado a la derecha argentina, como el PRO, por ejemplo, puedan coincidir con Proyecto Sur, que conduce Pino Solanas y es una fuerza de centro izquierda".

Según Córdoba, de consumarse esa unidad en el futuro "implicaría que le han mentido a la mayoría de los argentinos y que quienes dicen ser de derecha no lo son, y que quienes dicen ser de centro-izquierda, no son de centro izquierda".

La representante kirchnerista retomó su embestida contra las fuerzas no oficialistas advirtiendo que "la oposición tiene ahora esta fiebre un poco infantil de acaparar los lugares", en alusión a la sesión de Diputados de la semana pasada, cuando ese último sector se impuso y logró arrebatarle espacios de poder al kirchnerismo en la mayoría de las comisiones e instalando a Ricardo Alfonsín en la vicepresidencia primera.

"Lo que ha ocurrido el jueves pasado en Diputados es inédito. Jamás en una sesión preparatoria hemos determinado el número de diputados que iba a tener cada comisión, o garantizar que fuerza la iba a conducir", argumentó.

Comentá la nota