Alperovich se despega de la feroz interna del PJ

El Gobernador dijo que sus esfuerzos están centrados más en la gestión de todos los días y no tanto en cuestiones políticas. A nivel nacional se busca conductor para el partido de gobierno.
El gobernador José Alperovich, aseguró ayer que, actualmente, lo único que da resultados electorales y en la política es dedicarse a gestionar pensando en brindar soluciones a la sociedad.

"El político que hoy se dedica a la política y no a la gestión, para mí está muerto", aseveró a la prensa el mandatario cuando se lo consultó sobre el proceso de reorganización que experimenta el Partido Justicialista en el orden nacional tras las elecciones del 28 de junio.

Alperovich insistió en la misma idea: "Hay una sola cosa que es clave: tenemos dos años y medio hasta la próxima elección. Si no hay gestión, no hay nada. En nuestra cabeza, en la de los ministros y en la de todos debemos ubicarnos en trabajar fuerte en la gestión en materia de salud, empleo, educación y seguridad".

El gobernador expresó que "no es el momento de gastar energías" en el proceso de reorganización del peronismo y agregó: "La próxima elección es en octubre de 2011 y, por eso, todos debemos estar pensando sólo en la gestión".

Durante las elecciones celebradas el 28 de junio, en Tucumán, el Frente para la Victoria consiguió dos de las tres bancas de senadores y tres de las cuatro de diputados que estaban en juego (en ambos casos, la restante correspondió al Acuerdo Cívico y Social).

Pensando ya en los comicios de 2011 y con los más de 382.000 votos que cosechó el 28 de junio pasado, Alperovich espera recibir este jueves a la presidenta Cristina de Kirchner, quien vendrá por segunda vez como primera mandataria nacional a presidir los festejos del 193º aniversario de la Declaración de la Independencia.

Con la reciente derrota del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, y luego de participar de una misión de apoyo a depuesto presidente de Honduras, Manuel Zelaya, la Presidenta vendrá a la provincia, por quinta vez, desde que el kirchnerismo está al frente del poder. Según la agenda que se maneja en Casa de Gobierno hasta el momento, la Presidenta arribará al aeropuerto Benjamín Matienzo alrededor de las 11, y de allí se trasladará en helicóptero a la Dirección de Emergentología del Siprosa, para luego dirigirse en vehículo a Casa Histórica donde presidirá el acto patrio de homenaje a los próceres de 1816.

Por último, junto a la comitiva oficial, se dirigirá al Salón Blanco de Casa de Gobierno, donde se espera que emita su discurso a todo el país. Esta vez, en medio de la psicosis generalizada por el avance en los contagios de la gripe A, no está previsto por el momento que se realice un acto político, ya que implicará una concentración masiva de gente.

En otro orden de cosas, Alperovich conjeturó que, si bien "la crisis (financiera) está pasando", urge "seguir apostando fuerte a las obras públicas para salir de ella, en primer lugar porque son obras necesarias y, por el otro, porque dan empleo a la gente".

El Jefe de Estado provincial ratificó la filosofía del gobierno tucumano de intervenir en la actividad económica mediante la promoción de obras públicas, "porque eso es lo que compensa las pérdidas que se dan en la parte privada"

Comentá la nota