Alperovich avaló el pago de la deuda externa con reservas

| El gobernador apoyó el proyecto de los Kirchner de utilizar fondos del Banco Central.
Dos motivos esgrimió el gobernador, José Alperovich, para defender el pago de vencimientos de la deuda externa con parte de las reservas del Banco Central: "porque es cero de interés y porque no tenés financiamiento".

"Si el país hubiera tenido financiamiento, bueno, no habría drama; pero hoy no tenés, está cerrado. Buenos Aires sacó créditos con la coparticipación como garantía, y está pagando tasas usurarias del 14% anual en dólares. O sea, sí o sí, esto es bueno", manifestó, tras inaugurar una cuadra de pavimento asfáltico flexible en Honduras al 1.300 (barrio Obispo Colombres).

Desde la Nación pretenden que los gobernadores aseguren el voto de los parlamentarios provinciales al proyecto del Fondo del Bicentenario. A cambio, el Gobierno central enviaría dinero y financiaría obras públicas en los distritos, con parte de los U$S 6.500 millones de reservas que se extraerían de la entidad monetaria. Alperovich adelantó el apoyo de los representantes tucumanos oficialistas en el Congreso de la Nación: "sí, por supuesto; si le conviene a Tucumán y le conviene al país".

El mandatario admitió que la llegada de fondos a la Provincia está supeditada a la aprobación del proyecto del Ejecutivo nacional. "Me reuní con Amado Boudou (ministro de Economía de la Nación). Pedimos un anticipo de $ 50 millones, $ 60 millones, para febrero; pero vamos a ver, porque aparentemente está todo atado a un arreglo general que haya con todos los gobernadores. Todavía no está el Programa de Asistencia Financiera (PAF), estamos trabajando, pero no nos han citado para que arreglemos", señaló.

Y aunque aclaró que el plan de obras públicas no se verá afectado por esta situación, reconoció la dificultad de que se encaren proyectos cuya culminación se extienda más allá del año que viene. "Vamos a hacer un listado de lo que nos falta, para poder terminarlo, porque no creo que la Nación nos dé cosas que se terminen después de 2011. Hay que concentrar, hacer el esfuerzo y tratar de trabajar fuerte durante 2010 y 2011 para terminar todo, que es muchísimo; en viviendas, en escuelas, en desarrollo social, el obras públicas", expresó.

"El peor impuesto"

Consultado sobre las estimaciones privadas que prevén una inflación del 20% para este año, el gobernador admitió la gravedad de estas cifras. "El peor impuesto que se le cobra a la gente humilde es la inflación. Lo peor que le puede pasar a la gente es que haya inflación, porque le come todo el salario; y es un impuesto que paga la gente humilde, porque cada vez, su plata vale menos", dijo. Y aunque no lo mencionó, dejó ver que la Nación debe tratar de evitar esta situación. "La inflación se sostiene con políticas monetarias, con políticas fiscales, con aumento en la productividad; nosotros, como gobernadores, no tenemos las herramientas para solucionar el problema de la inflación; esto forma parte de la macroeconomía", dijo.

Apostillas de la recorrida

Pecheras naranjas.- Como en cada ocasión que el gobernador, José Alperovich, visita una zona de influencia del diputado Gerónimo Vargas Aignasse, el color naranja de las pecheras con que se visten los seguidores de Nueva Era Peronista -el grupo que responde al parlamentario- colorean el lugar. Ayer, en Honduras al 1.300 (barrio Obispo Colombres), no fue la excepción.

Licencias.- Algunos funcionarios que acostumbran a acompañar al gobernador durante sus recorridas diarias no se dieron cita en esta ocasión. Entre ellos, los ministros Osvaldo Jaldo (del Interior) y Beatriz Mirkin (de Desarrollo Social) y el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, que hasta el sábado había estado a cargo del Poder Ejecutivo, debido a la licencia de Alperovich. Los tres ya estarían gozando de su licencia anual.

Retorno.- En consonancia con las partidas, se dieron los regresos. El principal estuvo dado por el titular de la cartera de Gobierno, Edmundo Jiménez. De lejos se notaba su distensión, producto de sus recientes vacaciones. El senador nacional Sergio Mansilla, en cambio, siguió integrando la comitiva del mandatario, tal como lo venía haciendo, incluso bajo la gobernación interina de Amado.

Amaya, ausente.- El titular del Poder Ejecutivo inauguró una cuadra de pavimento asfáltico flexible en Honduras al 1.300. Esta obra está enmarcada en el Programa Provincial de Infraestructura Vial, encarado en forma conjunta por la Dirección Provincial de Vialidad y por las municipalidades que integran el Gran San Miguel de Tucumán. Por este motivo, se esperaba que estuviera presente el intendente de la capital, Domingo Amaya. La espera resultó en vano, el jefe municipal no participó de la inauguración.

Vargas Aignasse, presente.- En cambio, Alperovich estuvo acompañado, además de por sus funcionarios, por el diputado Gerónimo Vargas Aignasse y por dirigentes que integran su estructura: la legisladora Mirta Gutiérrez (reemplazó al parlamentario en la Cámara cuando este asumió en el Congreso nacional), y el edil capitalino Esteban Dumit.

Comentá la nota