Alperovich: "A la autocrítica me la hago todos los días".

El Gobernador respondió de ese modo a las críticas de la oposición respecto a algunas omisiones en su discurso de ayer, en la apertura de las sesiones ordinarias de este año. No obstante, admitió que "la inseguridad es un tema pendiente".

El gobernador José Alperovich salió al cruce de las críticas opositoras a su mensaje emitido este domingo, en la inauguración del 104º período anual de sesiones ordinarias del Parlamento provincial, al asegurar que no es orgulloso y que hace autocríticas periódicas respecto de su gestión.

"Yo a la autocrítica me la hago todos los días, no soy dueño de la verdad, soy un ciudadano como cualquiera; lo bueno es que no soy un orgulloso y he cambiado todas las veces que fue necesario", afirmó ayer el titular del Poder Ejecutivo, en réplica a legisladores opositores que cuestionaron algunas "omisiones graves" en su mensaje anual.

Sin embargo, Alperovich admitió que "puede ser que tengan razón" los parlamentarios que reclamaron que no se haya hecho mención al tema de la inseguridad. "La inseguridad es un tema pendiente, sobre el que estamos trabajando mucho. El problema existe y habrá que seguir trabajando", reconoció.

Del mismo modo, también en respuesta a críticas opositoras, sostuvo que "lo mismo pasa con el tema de las drogas. No lo escondo, es un problema real", confesó el Gobernador, en diálogo con la prensa, tras encabezar un acto de entrega de módulos habitacionales en la zona del Mercofrut.

Respecto a la desconfianza que plantearon algunos legisladores respecto a su llamado de unidad para enfrentar las consecuencias de la crisis financiera, el Primer mandatario sostuvo que "todo depende de la voluntad política. Si ellos (los opositores) quieren hablar, nosotros estamos dispuestos a dialogar con todos para conseguir lo mejor para los tucumanos. Ya habrá tiempo para las elecciones", acotó.

Vale recordar que los parlamentarios José Cano (UCR), Ricardo Bussi (FR) y Esteban Jerez (bloque Alberdi) adelantaron a EL SIGLO que no concurrirán al llamado del Gobernador, por considerar que no hay una predisposición de su parte para escuchar propuestas y críticas.

El mensaje de Cristina

Por otro lado, Alperovich reivindicó las expresiones de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien este domingo, en la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación, defendió la política de distribución de ingresos a las provincias por parte del Poder Central, señalando que el envío de fondos se incrementó durante la actual gestión. "Es así, porque nosotros empezamos con un presupuesto de 1.500 millones de pesos y hoy estamos en 5 mil millones (a partir de un aumento en los envíos de fondos desde la Nación), aseguró y agregó: "Si la Nación anda bien, funcionan todas las provincias".

El titular del Poder Ejecutivo aclaró que no escuchó el discurso de la Jefa de Estado (a la mismo hora, él emitía el domingo su mensaje ante el Parlamento local), aunque dijo compartir la política nacional en materia de coparticipación.

Además, afirmó que la Provincia está en condiciones de garantizar la continuidad del plan de obras públicas, como herramienta para paliar los efectos de la crisis. "Estamos haciendo 11 mil soluciones habitacionales y vamos a conseguir más en los próximos meses, hay que seguir trabajando", argumentó Alperovich.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo provincial sostuvo que los tucumanos, en los próximos meses, "van a ver a un gobernador que trabaja más fuerte que nunca, con mucho menos dinero, para llegar a más gente".

"Realista y esperanzador"

A su turno, el vicegobernador Juan Manzur también defendió el mensaje emitido el domingo por Alperovich ante los miembros del Poder Legislativo "El discurso fue realista y esperanzador, porque se habló de cómo los tucumanos nos debemos preparar para afrontar la situación en un contexto de crisis económica mundial", reflexionó.

Haciendo propias las palabras del Gobernador, el titular de la Cámara provincial afirmó que "en los últimos cinco años de gestión se hizo mucho, pero no hay que bajar los brazos porque falta mucho por hacer".

Por último, Manzur rescató el llamado a la unidad formulado por Alperovich, quien instó a la oposición a "dejar de lado egoísmos partidarios o sectoriales" para afrontar las consecuencias de la crisis.

Comentá la nota