Alperovich aseguró que "en los hospitales no falta nada"

El Gobernador salió al cruce de los profesionales médicos que ayer denunciaron carencias para afrontar las epidemias de dengue y bronquiolitis en Tucumán y aseguró que el tema está "politizado".
A entender del gobernador José Alperovich, cualquier crítica que se realice a su gestión por estos días tendrá fines políticos.

Al menos así lo dejó entrever ayer, cuando fue consultado por la prensa acerca de las denuncias formuladas el jueves pasado por un grupo de profesionales del hospital de Niños, quienes advirtieron que hay carencias en los hospitales para afrontar las epidemias de dengue y bronquilitis que afectan a Tucumán.

"En los hospitales no falta nada, no faltan remedios, no falta oxígeno. Hablen con el Ministro, recorran los hospitales y verán que no falta nada, pero estos dos meses que vienen todo va a estar politizado y cuando pasen las elecciones va a pasar", disparó el titular del Poder Ejecutivo, atribuyendo el reclamo de los médicos al clima electoral que impera en Tucumán, con vistas a los comicios legislativos nacionales del próximo 28 de junio.

El jueves último, un grupo de médicos transmitió su preocupación por la falta de reactivos para identificar el virus que genera la bronquilitis en el hospital del Niño Jesús. Además, los galenos advirtieron que no disponen de enfermeras suficientes ni de camas suficientes para internar a todos los pequeños que en los últimos días llegaron masivamente al centro sanitario.

Tal como informó EL SIGLO en su edición de ayer, la cantidad de niños con bronquiolitis fue tal, que las autoridades sanitarias se vieron obligadas a improvisar una sala de internación abreviada en el subsuelo del hospital.

Otra epidemia

Al respecto, el ministro de Salud, Pablo Yedlin, admitió ayer que la provincia enfrenta una epidemia de bronquiolitis, aunque aseguró que el Sistema Provincial de Salud cuenta con la infraestructura necesaria para afrontar la situación.

En tal sentido, dijo que están disponibles nuevas salas de internación abreviada en los hospitales del Niño Jesús y Avellaneda y también este año, por primera vez, en el Instituto de Maternidad.

Yedlin aclaró que "la mayoría de los pacientes son atendidos en los CAPS y tras ser atendidos regresan a sus casas, mientras que otros pasan por salas de internación abreviada, donde se les suministra medicación y oxigeno y, en menor medida, hay otros pequeños que son derivados a centros de alta complejidad para ser atendidos en terapia intensiva".

Tras admitir que, debido a que todavía se esperan meses con bajas temperaturas, "seguramente se incrementarán los casos de bronquilitis", el titular de la cartera sanitaria adelantó que "en caso de ser necesario, por falta de camas en los hospitales, estaría a disposición del sistema público el sector privado de clínicas y sanatorios para poder solucionar el tema de innternación".

Explicaciones

Por otro lado, el funcionario aclaró que "esta es una epidemia diferente a la del dengue, en el sentido que la estamos esperando siempre, porque ocurre todos los años".

Además, explicó que este año "hubo una anticipación de la epidemia habitual de bronquiolitis, sobre todo por situaciones climáticas que eran poco pensadas que aparezcan en pleno calor. La otra característica que tuvo este año, además de que se anticipó en el tiempo la epidemia de bronquiolitis, es que empezó en San Miguel de Tucumán, en un área relativamente limitada, en la zona céntrica, lo que generó que se incremente la cantidad de pacientes en el hospital de Niños", agregó el Ministro.

Yedlin destacó que "la bronquiolitis es una enfermedad que cursa siete días, que empieza como un resfrío común, sobre todo en los menores de un año y luego, a los dos o tres días, se agrega mucha tos, que es el signo de alarma y que en algunos casos les dificulta dormir, alimentarse o les da fiebre".

Frente a la aparición de estos síntomas, el Ministro de Salud Pública recomendó a las madres que "concurran con sus pequeños a los CAPS más cercanos a sus domicilios, antes de recurrir a los hospitales centrales".

Comentá la nota