Alperovich admitió su deseo de gobernar Tucumán hasta 2015

El titular del Poder Ejecutivo confesó, además, que para allanar el camino a su candidatura en 2011 impulsará una nueva reforma de la Constitución. “Que el pueblo tucumano decida si puedo seguir o no”

El gobernador José Alperovich no está dispuesto a correr el riesgo de que una resolución judicial adversa le impida la posibilidad de presentarse como candidato en 2011, dejando truncado el sueño de la re-reelección que tanto parece desvelarlo.

Por eso, es que impulsará este año una nueva reforma Constitucional (la segunda en menos de tres años), a los fines de habilitar la posibilidad de un tercer mandato consecutivo, algo que la Carta Magna modelo 2006 no le concede de manera explícita.

"Que el pueblo tucumano pueda decir si puedo seguir o no", disparó Alperovich, a la hora de justificar sus intenciones, que eran un secreto a voces el mundillo político local y que fueron develadas ayer por el diario La Nación.

"Con el argumento de que se debe mejorar el funcionamiento del Consejo de la Magistratura local, el gobernador justicialista de Tucumán, José Alperovich, quiere iniciar un proceso de reforma constitucional que le permita competir por un tercer mandato consecutivo al frente de la provincia", señala la nota publicada en la edición papel del prestigioso matutino porteño.

Lejos de mostrar sorpresa ante la información periodística, el Mandatario provincial admitió su anhelo de quedarse en el sillón de Lucas Córdoba hasta 2015. "No es una novedad para el pueblo tucumano. Ya lo dije antes, está en la Constitución y es probable que la Justicia no la quiera dar (la re-reelección). Necesitamos que nos den la posibilidad de que pueda ser otra vez candidato a gobernador (sic)", confirmó Alperovich e insistió en que la posibilidad de presentarse nuevamente en 2011 "está en la Constitución pero sí creo que no nos quieran dar (esa posibilidad) Por eso, lo que vamos a hacer que el pueblo decida si nos presentamos una vez más o no", subrayó, en alusión a la elección de los convencionales constituyentes que se encargaran de reformar nuevamente la Carta Magna tucumana.

Por un nuevo CAM

El jefe del Ejecutivo provincial también sugirió que la reforma servirá para insistir con la integración de un Concejo Asesor de la Magistratura (CAM) como método para la selección de jueces. "Vamos a hacer todos los esfuerzos para cubrir las vacantes (en el Poder Judicial). Si hay que reformar la Constitución para solucionar el problema de los jueces, lo vamos a hacer", expresó.

Además, al ser consultado sobre los rumores de una supuesta maniobra del oficialismo para impulsar la intervención del Poder Judicial, de manera terminante, Alperovich aclaró: "La Justicia está funcionando bien, no es necesaria una Intervención del Poder Judicial, no está en la cabeza de nadie pedir absolutamente nada de eso".

Claroscuro legal

Vale recordar que la Constitución sancionada en 2009, por obra y gracia de una Convención Constituyente totalmente allanada a los intereses del alperovismo, le permite al gobernador ser reelecto por un solo período consecutivo, aunque aclarando que a esos efectos no se tomará el mandato iniciado en 2003 como el primero, sino al que comenzó en 2007. Con ello, el oficialismo dejó abierta la posibilidad de que Alperovich vuelva a ser candidato en 2011 para pelear por un tercer mandato seguido, en una suerte de re-reelección encubierta.

Ese claroscuro de la Carta Magna alperovista, por muchos considerado como una verdadera aberración jurídica, fue objeto de algunos planteos judiciales reclamando su inconstitucional. La Justicia ya le asestó un cachetazo a la Carta Magna alperovista, cuando la Cámara en lo Contencioso Administrativo, primero, y la Corte Suprema, después, declararon la nulidad del artículo que ordenaba la integración de un CAM, de manera discrecional y mediante un decreto del PE, y otro que habilitaba la posibilidad de futuras reformas mediante simple enmiendas legislativas.

Por ello, los temores de Alperovich sobre un nuevo fallo adverso, que en este caso podría malograr su anhelo de gobernar Tucumán hasta 2015, tienen una razón más que fundada.

Y, para conjurar la posibilidad de que la Justicia le termine quitando lo que le otorgó el fuerte poder político conseguido en los últimos cinco años, el Gobernador buscará plasmar en el texto de la Ley Fundamental de la provincia la polémica figura de la re-reelección, con todas sus letras y sin lugar a dobles interpretaciones.

¿Comicios unificados?

Si bien el Primer mandatario tucumano no brindó precisiones sobre la fecha para las elecciones de convencionales que se encargarán de modificar la Carta Magna, fuentes de la Casa de Gobierno señalaron a EL SIGLO que lo más probable es que se hagan de manera simultánea con los comicios legislativos nacionales del próximo 25 de octubre.

La estrategia de unificar ambas contiendas perseguiría, según las mismas fuentes, una doble finalidad. Por un lado, permitiría que la Nación absorba el costo financiero de los comicios y, por otro, se podría provinzializar la elección de diputados y senadores nacionales, teniendo en cuenta la fuerte caída que sufrió en los últimos meses la imagen del Gobierno nacional registrada, como consecuencia de la crisis del campo, la inflación y los tarifazos.

Otros anuncios

Alperovich realizó esas declaraciones durante una visita a la ciudad de Tafí Viejo, donde supervisó el avance de las obras para la construcción de una planta potabilizadora y un acueducto, que demandaron una inversión de 9 millones de pesos y estarán completadas en 180 días.

En la oportunidad, el Gobernador anunció que la próxima semana se reunirá con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, para firmar un convenio para la adjudicación de 5 mil nuevas viviendas para la provincia.

También informó que la compañía aérea Lan Chile está interesada en instalar en el aeropuerto Matienzo un centro de cargas para facilitar la exportación de frutillas y arándanos.

Comentá la nota