Alperovich acusó a las AFJP de estafar a los trabajadores

El gobernador fue uno de los defensores más entusiastas del proyecto que envió Cristina Fernández de Kirchner para terminar con el sistema de jubilación privada.
No anduvo con vueltas el gobernador José Alperovich a la hora de apoyar el proyecto del Gobierno Nacional para terminar con el régimen de jubilaciones privadas. El primer mandatario calificó como "una estafa" las maniobras de las Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP) que en caso de prosperar la iniciativa oficial prácticamente están condenadas a desaparecer del mapa.

El modus operandi

Alperovich, quien estuvo presente en el acto en la sede de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSES), dijo que se sentía con la obligación de darle una explicación, y llevar tranquilidad, a los trabajadores sobre el accionar de las AFJP. Según su pormenorizado relato, las AFJP percibían los aportes de los trabajadores activos y con esa enorme masa de dinero invertían en la bolsa, bonos y títulos.

"Luego le mandaban a la gente un resumen en el cual decían que en cada cuenta individual había 30.000 pesos, pero era una mentira porque tomaban los activos a valor técnico, o sea al hipotético precio de venta cuando en realidad esos papeles valían en el mercado 6.000 o 7.000 pesos", explicó Alperovich. "Era una estafa", resumió el gobernador, quien agregó que las administradoras de fondo se quedaban todos los meses con "30 millones de dólares sin hacer absolutamente nada", en referencia a las jugosas comisiones que cobraban a sus afiliados, inclusive cuando sus inversiones no arrojaran ganancias.

El gobernador también explicó que los 450.000 jubilados que se acogieron al beneficio, aproximadamente a un 50 por ciento tenía que pagarles el Estado. "En 1994 nos vendieron que las AFJP eran lo mejor del mundo y nos mintieron", agregó respecto del proyecto que en su momento impulsaron Carlos Menem desde la presidencia y Domingo Cavallo como ministro de Economía.

Mensaje tranquilizador

"El Estado Nacional siempre paga, por ahí se puede demorar, pero cumple. Es un cambio estructural para beneficio de todos los jubilados", lanzó en la mañana de ayer desde el ex Mercado hasta donde llegó para supervisar las obras del centro comercial que construye el Banco Macro.

En cuanto a las dudas que genera entre buena parte de la población la medida de estatizar cerca de 100.000 millones de pesos que están en poder de las AFJP en diversos papeles de inversión y plazos fijos, más los 13.000 millones que recaudan anualmente, Alperovich destacó que "no hay que temer por posibles demandas judiciales de parte de las administradoras ni por el futuro laboral de las personas que trabajan en ellas porque el Estado se hará cargo de todo y de todos".

Legisladores nacionales

En tanto, los diputados tucumanos del oficialista Frente para la Victoria también aplaudieron la medida.

Por ejemplo, Gerónimo Vargas Aignasse destacó que "se trata de una decisión acertada, dispuesta por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en el marco del contexto internacional, del que la Argentina no está exenta".

Frente a la precariedad del sistema financiero internacional, según el diputado, "esta decisión le da certeza, seguridad y tranquilidad al trabajador activo de que verá que sus aportes tendrán un incremento del 18 por ciento, por lo menos, como consecuencia del proyecto de ley anunciado".

El legislador criticó a quienes sostienen que "el gobierno tomó esta decisión por una necesidad de caja" y argumentó que "esto no sólo es una mentira, sino que revela ignorancia adicional, porque desde hace seis años hay superávit y balances favorables que permiten sostener un nivel de reservas en el Banco Central que envidian muchos países del mundo".

Por su parte, el también diputado nacional justicialista Alfredo Dato manifestó que hay dos elementos que conspiran contra del sistema de capitalización: "los salarios muy bajos y una capacidad de ahorro muy limitada, lo que hace que no haya moneda que resista los embates inflacionarios de un ahorro que necesita 30 años de permanencia, como mínimo, para sostener a las AFJP". El legislador insistió en la misma idea: "Esta medida es positiva, porque el Estado siempre es mucho más permanente y seguro, porque no huye ni entra en el juego financiero, del que vivían las AFJP y, por eso, las oscilaciones que estamos viendo ahora en el país en la cotización de los valores de Bolsa".

Confirman atraso en el presupuesto

El gobernador José Alperovich confirmó, tal cual lo adelantó EL SIGLO, que el Poder Ejecutivo recién enviará a la Legislatura el proyecto de presupuesto 2009 a finales de noviembre o bien en los primeros días de diciembre.

“El tema ya está hablado con el vicegobernador Juan Manzur”, adelantó el primer mandatario desde el ex Mercado de Abasto hasta donde llegó para visitar las obras para levantar un centro comercial.

“La idea es esperar el mayor tiempo posible”, admitió Alperovich y justificó la medida en la crisis internacional y su dinámica que modifica día a día los mercados financieros.

Por su parte, el legislador José Cúneo Vergés, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, argumentó que hay que tener “prudencia” y que la demora no implicará perjuicios institucionales ni económico para la provincia, ya que hay un presupuesto vigente que incluso contempla previsiones de tipo macroeconómico para 2009.

De todas maneras, aclaró que antes de fin de año se tratará el proyecto, que involucra un movimiento de 6.125 millones de pesos en las pautas de ingresos y gastos.

El trazo grueso de la iniciativa del PE ya está en poder de algunos parlamentarios, pero la parte analítica todavía no fue remitida.

Comentá la nota