Alperovich: 'Si accedemos a los que nos piden, Tucumán será un caos'

El gobernador de Tucumán salío al cruce del pedido de los trabajadores de la salud autoconvocados que sostienen que no tienen respuestas a la contraoferta salarial realizada por el gobierno. Se profundiza el conflicto en el sistema sanitario provincial ante la intransigencia de las partes.
"El pedido médico es como volver al Tucumán de atrás", con esta categórica frase el gobernador de la provincia de Tucumán, José Alperovich descartó cualquier tipo de mejora en la propuesta oficial a los trabajadores de la salud autoconvocados en el marco del conflicto que mantiene el sector que reclama mejoras en los salarios y en las condiciones laborales.

En la útlima marcha realizada por los trabajadores a Plaza Independencia indicaron, ante el pedido de las autoridades, que ya habían hecho llegar la contrapropuesta al ofrecimientos salarial realizada por los funcionarios provinciales en el marco de la reunión de mediación que lleva adelante el Arzobispo de Tucumán, Monseñor Luis Villalba.

"Un médico con los 100 puntos (a la base de cálculo que se toma para establecer el salario básico en el Sistema Provincial de Salud) ganaría 4800 pesos por mes, y la provincia no está financieramente en condiciones de afrontar tal gasto. No podríamos pagar los sueldos", lo señaló el gobernador José Alperovich en referencia al pedido de mejora realizado por los trabajadores, agregando que "si accedo a la contraoferta realizada Tucumán sería un caos".

"Recuerden cuando en Tucumán existían las cubiertas quemadas, los negocios que no funcionaba, se despedía gente, creo que ningún tucumano quiere volver a eso y un poco el pedido que nos están haciendo los médicos es volver al Tucumán de atrás", lo agregó el gobernador.

"No puedo ser un demagogo, decir si y después no poder pagar los sueldos a los 60 días y volver a la provincia que nadie quiere. Este fin de semana por el día de la madre se trabajó bien, porque nosotros trabajamos con seriedad. Se pagan los sueldos en tiempo y forma, la gante confía", se justificó Alperovich.

Por otra parte el mandatario provincial dijo que "lo que nosotros le hemos propuesto a los médicos es público. Nosotros le dimos el 15% de aumento al sector salud en el mes de junio, le hicimos una propuesta del 10% más de aumento ahora, de titularizar a los que tiene más de 10 años, que son $ 1.500. La propuesta es pública, ellos no la aceptan. Con nuestra propuesta un médico con un sueldo de 2200 mínimo se le aumentarían 200 ó 300 más por mes, sin embargo ellos con los 100 puntos (que solicitan de aumento a la base de cálculo) no sólo van a ganar $ 4.800 cada uno, sino que le costaría a la provincia 8 millones de pesos por mes más lo que pedirían todos los otros gremios, por lo que no podríamos pagar los sueldos".

Alperovich insistió que "un profesional pasará de $ 2.200 a $ 4.800 por mes ó sea $ 2.000 más de aumento. Eso no lo pude pagar la provincia, no es que no se lo merezcan".

"Ya hicimos la propuesta esto no es para hacer política. La que más pierde es la gente humilde, el que tiene plata va a la tarde a los consultorios, puede pagar tiene una obra social y no tiene drama. Quiero resolver el tema porque están perjudicando a gente que no tiene obra social, que no tiene nada, que es la gente humilde que tiene que si ó si, no le queda otra alternativa, recurrir a los hospitales", lo manifestó Alperovich.

"No aprendí a fabricar plata"

El ministro de Economía de Tucumán, Jorge Jimenez, aseguró que no hay modificación a la propuesta oficial elevada por el Gobierno a los autoconvocados de la salud sobre un aumento de 20 pesos a la base de cálculo.

Con respecto al pedido de los médicos para que el incremento sea de 100 pesos, el minstro disparó que "yo quisiera ganar 20 mil pesos mensuales pero vivo en Tucumán, no en Suiza".

"Fabricar plata, la verdad, todavía no he aprendido", lo señaló el ministro Jorge Jiménez, al evaluar el petitorio salarial elevado por los autoconvocados de la sanidad, quienes, como condición para levantar las medidas de fuerza, piden un aumento inmediato de 100 pesos en la base de cálculo, para seguir discutiendo otra suba de 150 pesos, de manera escalonada y progresiva.

El funcionario defendió la propuesta realizada por el Ejecutivo hace dos semanas, la que consiste en una suba de 20 pesos en la base de cálculo, actualmente estancada en 250 pesos. "Esto significa un aumento para la gente que trabaja 2, 3, 6 horas, pero más suba que esa no hay", dijo.

Sin embargo, no pierde las esperanzas de encontrar una solución al conflicto, puesto que "todo se puede arreglar dentro de un paquete general, no dentro de partecitas (sic), no es que hoy le damos una parte y mañana otra", dijo en alusión al pedido médico.

"El negociador fue el Obispo (Luis Villalba) y por respeto a él, la manera de negociar con ellos fue decir todo de entrada, lo que podemos dar, de una sola vez. No hay modificación (del ofrecimiento), suponemos que estamos tratando con gente razonable", lo aseguró el funcionario.

Doble marcha de los trabajadores de la salud autoconvocados

Y la problemática en materia sanitaria se agrava en la provincia de Tucumán, cuando se ingresó en la duodécima semana de conflicto en forma ininterrumpida, donde, a pesar de la intermediación del Arzobispo ni del Defensor del Pueblo se pudo destrabar el conflicto.

Para esta semana los trabajadores de la salud autoconvocados tienen previsto realizar un paro total de actividades sin concurrencia a los lugares de trabajo por 72 horas, mientras que se realizarán dos marchas hacia plaza Independencia, una, la habitual, el miércoles en horas de la mañana, y la otra el viernes, por la tarde, la que será de antorchas.

Cabe recordar que también, durante los días que se realicen los quites de colaboración se decidió que no se realicen los registros de las atenciones que se hacen en ningún sector de los centros de atención.

Comentá la nota