Alonso y Las Provinciales: En manos de Jorge Sapag

El Gobierno municipal no logró que la provincia acceda a ceder las tierras al ejido municipal como contemplaba la preadjudicación de 2007, que se desmoronó por falta de apoyo político. Y como la licitación será nacional y sin desarrollo inmobiliario, hay sectores que pronostican que los eventuales inversores por Las Provinciales serán pocos. Escribe Jorge Villalobos
Los emprendimientos que representaban inversiones millonarias tuvieron en los años últimos un fuerte rechazo de sectores de esta población que obligaron al poder político de turno a dar marcha atrás con algunos que impulsaban. Los que cuestionaron esa estrategia bautizaron a Villa La Angostura como el destino del "no", en referencia a la oposición a la llegada de megaproyectos. Pero el escenario cambió con la crisis económica y los magros resultados de las temporadas de invierno pasadas.

Así, la llegada de inversiones para ampliar la oferta turística se transformó en una prioridad para el Gobierno municipal y los sectores vinculados con la actividad. Pero los tiempos son distintos.

Antes de que la Unión Vecinal Angostura Comunal llegara a la Municipalidad tenía una visión simplista de la situación. Su lema era gobernar sin excepciones a las normas y varios de sus dirigentes rechazaron inversiones que amagaban con amenazar el bosque nativo. Es razonable ese planteo. El bosque nativo es el principal recurso de esta localidad.

Pero la visión de la UVAC y del Gobierno municipal ya no es la misma. Ahora, matizaron su discurso y algunos dirigentes apoyan abiertamente algunos emprendimientos que le darían valor agregado al perfil turístico local. Por eso no sorprende el malestar del oficialismo con el Gobierno provincial que no cederá tierras para un desarrollo inmobiliario en una ladera del Cerro Bayo, dentro del área de 270 hectáreas que la provincia destinará al centro de esquí Las Provinciales.

Aunque algunos sectores locales recuerdan que cuando se cayó la licitación de 2007, con la empresa Cerro Bayo como único oferente, dirigentes de la UVAC criticaron con dureza la cesión de tierras públicas al privado para urbanizar en la montaña.

Pero había razones para oponerse. El Gobierno pasado quería transferirle al privado 100 hectáreas para un desarrollo inmobiliario que incluía, por ejemplo, 300 departamentos y hasta una cancha de golf.

Ahora, la provincia estableció en el decreto, que se publicó el pasado 31 de agosto, las reglas de juego y los representantes de Villa La Angostura en la comisión mixta que elaboró el pliego tienen poco margen para modificarlas. Por eso, dependen de la provincia y de los requisitos que incluirá en el pliego de licitación nacional.

El Gobierno municipal no logró que la provincia acceda a ceder las tierras al ejido municipal como contemplaba la preadjudicación de 2007, que se desmoronó por falta de apoyo político. Y como la licitación será nacional y sin desarrollo inmobiliario, hay sectores que pronostican que los eventuales inversores por Las Provinciales serán pocos.

La ecuación de recuperar una millonaria inversión con la venta de pases de esquí no cierra. Menos en este contexto de crisis financiera. Por eso dudan de que los 68 millones de pesos que se ofrecieron en la licitación de 2007 se oferten por Las Provinciales.

Comentá la nota