El almuerzo secreto entre Zin y Passaglia que 'elogió' Scioli

Contra lo que las crónicas periodísticas marcan, la verdadera génesis del diálogo post electoral que por estas horas llevan adelante el gobierno nacional y su par bonaerense con los principales referentes de la oposición, tuvo lugar en La Plata y sentó, de un lado y del otro de la mesa, a dos funcionarios íntimamente vinculados a la Salud: el diputado enrolado en Unión-Pro y ex ministro de Salud, Ismael Passaglia, y su sucesor, el actual titular de esa cartera, Claudio Zin.
Enfrentados por circunstancias políticas y protagonistas acalorados de fuertes debates públicos que incluyeron acusaciones varias y chicanas múltiples, el ex de Felipe Solá y el actual de Daniel Scioli dieron el punta pié inicial a la ronda de "diálogo" político en un almuerzo, a solas, que optaron por mantener en la más estricta reserva, pero en el que, parece, limaron algunas diferencias.

Pacto da caballeros, aún en las diferencias, lo cierto es que Passaglia y Zin mantuvieron la confidencialidad del almuerzo, hasta que habló Daniel Scioli. En medio de la reunión con los representantes de Unión-Pro en el inicio del diálogo ‘formal’ del martes pasado, el mandatario no tuvo mejor idea que, para distender la reunión, lanzar la 'humorada' que hizo trizas esa reserva:

"La noticia más importante, de todas maneras, es que Passaglia y Zin fueron a almorzar", aseguró Scioli.

No fue casual la intervención del ex motonauta: en ese momento, Claudio Zin se disponía, como hicieron el resto de sus pares, a dar cuenta a Unión-Pro, con Felipe Solá en la mesa, de la situación en materia sanitaria en el ámbito provincial.

"Felipe, sin que esto se malinterprete como que quiero comparar, simplemente para tener una referencia", dijo Zin quién ya había sido testigo mudo de la reacción de Solá frente a otros de sus pares cuando osaron, en el repaso, "comparar" una y otra gestión, naturalmente destacando las supuestas virtudes de la suya.

Lo que surgió de la infidencia humorística de Scioli y de la respuesta del resto de los presentes fue que al menos Passaglia respetó a rajatabla el pacto de confidencialidad, según la respuesta del propio Solá cuando Zin, ya despojado de un secreto roto, le habló directamente al ex gobernador: "No sé si (Passaglia) le comentó, porque lo hablé en ese almuerzo, el tema del laboratorio de Medicamentos….."

"No, no. Cuénteme Ud. Porque a mi no me dijo nada, Passaglia", respondió Sola.

Comentá la nota