Almaceneros reclaman el cobro de una tasa municipal

El Subprograma Defensa del Consumidor intercedió, pero debieron pasar a un cuarto intermedio por la ausencia de la Municipalidad a la reunión de ayer. Ahora el municipio deberá presentar un informe.
En una reunión mediadora, el jefe del Subprograma Defensa del Consumidor, Alberto Montiel Díaz intercedió ayer entre almaceneros y la distribuidora de bebidas alcohólicas Luan Beer por una sobretasa municipal, que para los minoristas es inexistente y que es trasladada a sus costos. La parte fundamental para esclarecer el conflicto, la municipalidad de San Luis, faltó a la citación. Ahora los ausentes deberán presentar un informe en el que detalle las tasas que les cobra a los mayoristas para tener un conocimiento cabal de los montos que deben trasladar los comerciantes a los consumidores.

Montiel Díaz puntualizó que el reclamo surgió del Centro de Almaceneros y de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores -Adeuco – sobre unas de las tasas que cobra la Municipalidad a la distribuidora, entre ella, cuando introducen mercadería a la provincia y una segunda, anuales, denominada 2 por mil, que deben ser absorbidas por la empresa y que desde junio las traslada a los minoristas en el conceptos de "otros".

"Los empresarios informaron que el cobro de canon se realizó en función de los excesivos costos de las tasas municipales. Alegaron que era una especie de reparto de cargas en la cadena de comercialización, pero que igualmente, lo dejaron de cobrar el 18 de julio", explicó Montiel Díaz.

Igualmente, en la búsqueda de nivelar las cargas impositivas, el funcionario dijo que Luan Beer se sumó al pedido de informe de los almaceneros al municipio, ya que consideran que las tasas son elevadas y numerosas.

El presidente de la Asociación de Almaceneros, Jorge Carrizo, informó que ante la ausencia de representantes del municipio se resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta que Defensa del Consumidor reciba el informe.

Carrizo dijo que sin ánimo de ofender a ninguna parte, consideran que le están cobrando una tasa de introducción que tiene que absorber la empresa y no los minoristas. "Expresaron que no cobran más esa tasa pero que ahora nos cobrarán la parte de flete, que es prácticamente lo mismo", y agregó que junto al pedido de informe de la municipalidad, lograron ponerse de acuerdo en otro pedido a la Cervecerías y Maltería Quilmes para conocer los costo de venta de mayoristas y minoristas de los productos producen (cervezas, aguas y aguas gasificadas) y así hacer las correctas modificaciones en los precios.

También expresó que solicitaron la devolución de ese dinero mal cobrado.

Comentá la nota