Almacenamiento seguro de la cosecha

El doctor Ricardo Bartosik, del INTA Balcarce, se refirió a las condiciones de cosecha, humedad, almacenamiento, aireación, secado, embolsado, precaución y manejo en granos finos. Bartosik destacó que el principal problema en el almacenamiento son los hongos y recordó que "la regla número uno es almacenar los granos por debajo de la humedad de seguro".
Además, sostuvo que el secado es el principal método de prevención. El especialista en post cosecha disertó en el Centro de Acopiadores de Cereales de Zona Puerto Quequén, en una jornada organizada por la Cámara Arbitral de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Bartosik consideró que "el principal problema son los hongos, que consumen la materia seca del grano" y recordó que "los hongos del almacenamiento están en el campo y si encuentran las condiciones adecuadas se van a desarrollar".

Ante esta situación, recomendó crear las condiciones necesarias para que los hongos no se desarrollen. Y recordó que "la regla número uno del almacenamiento es almacenar los granos por debajo de la humedad de seguro".

Bartosik indicó que "una vez que los hongos estén activos en la masa de granos, por lo general en una zona bien definida, van a producir calor y humedad. Este es un proceso que es muy difícil de parar salvo con la intervención de la aireación, haciendo transilado o en secado".

Sobre la importancia de recibir el grano en condiciones, Bartosik ejemplificó que "en el cultivo de cebada nunca el porcentaje de poder germinativo, proteína y calidad panadera van a mejorar en el almacenamiento".

Humedad relativa

Bartosik detalló que "la humedad de grano define la humedad relativa del espacio inter-granario en el silo. Si tengo maíz en un silo, a 10% de humedad, la humedad relativa del espacio inter-granario va a ser de 30%.

En cambio, precisó que "si el maíz está con 15% de humedad en silo la humedad relativa va ser de 70%. Esa es una pista porque la humedad del grano define la humedad relativa del espacio inter-granario y de esa humedad, los hongos toman agua para desarrollarse".

Por eso, explicó que "hay que controlar la humedad del grano para manejar la humedad en el interior del silo". Y recordó que "los hongos típicos del almacenamiento son los mismos en todos lados y necesitan para desarrollarse una humedad relativa del 70 al 71% y otros requieren más".

Para no tener problemas en el almacenamiento, Bartosik detalló que "hay que almacenar el grano a una humedad específica, para que la relativa se encuentre por debajo del 67% y dar un margen de tolerancia".

Sin embargo, indicó que "con bajas temperaturas, el grano está húmedo, frenamos los hongos pero no paramos el crecimiento".

En ese sentido, se señaló que con una humedad relativa inferior al 67% la mayoría de los hongos no alcanzarían a desarrollarse.

Por eso, el especialista sostuvo que "el secado, previo al almacenamiento, es el principal método de prevención para el desarrollo de hongos". Cabe recordar que el secado del grano se puede llevar a cabo de manera artificial o natural a campo.

Condiciones seguras

Bartosik, en su exposición, consideró que "en el trigo la condición de almacenamiento seguro es con una humedad de grano entre 14/15%, igual que en maíz. Pero en la soja es de 12%, aunque hay diferencia de acuerdo con las variedades, sobre todo, si hay mucha diferencia en el contenido de aceite".

"Una humedad de almacenamiento segura para colza estaría por debajo del 10%, pero en girasol es cercana al 8%", indicó.

Aunque Bartosik aclaró que el girasol tiene más problemas de silos ardidos, "porque el estándar de la humedad de recibo de girasol está muy por encima de lo que es una condición segura de almacenamiento".

Comentá la nota