Allanaron una firma de taxis aéreos por el avión de Jaime

Fue para buscar datos que confirmen que un Lear Jet es del ex funcionario.
La Justicia allanó la empresa de taxis aéreos Aero Rutas en busca de pistas que permitan determinar quién es el verdadero dueño del avión que hasta hace dos meses usó el cuestionado ex secretario de Transporte Ricardo Jaime para vuelos presuntamente personales y no laborales.

El allanamiento realizado el martes en las oficinas de la firma en la calle Paraguay fue ordenado por el juez federal Claudio Bonadio. "Se retiró mucha documentación que ahora será analizada por los peritos contadores", dijo una fuente judicial a Clarín.

Bonadio investiga no sólo el misterioso avión usado por Jaime entre febrero y mayo de este año sino también los vuelos que le habrían pagado empresas de transporte a las que se suponía debía controlar por su cargo. Entre ellas se encuentran el grupo Cirigliano y Emepa, de acuerdo con la investigación preliminar realizada por el ex fiscal de investigaciones administrativas Manuel Garrido.

Pero Jaime también es investigado en otra causa por presunto enriquecimiento ilícito por el juez federal Norberto Oyarbide. Ayer se incorporó a esta investigación la denuncia sobre la presunta compra de un lujoso yate que pertenecería a Jaime y valuado en 1,4 millón de dólares.

El avión usado por Jaime para volar a Brasil, Mar del Plata y Córdoba, entre otros destinos, fue adquirido a fines del año pasado por la firma Pegasus Equity Investments, con sede en Costa Rica. Esta empresa tiene acciones al portador que dificultarían determinar quiénes son sus dueños, según advirtieron fuentes judiciales.

La Justicia ya recibió información oficial de los Estados Unidos con el historial de los anteriores dueños de la aeronave. Se trata de un Lear Jet matriculado en los Estados Unidos y valuado en 4 millones de dólares. Los anteriores dueños, según determinó la Justicia fueron personas "físicas", con nombre y apellido, y no sociedades en las que se vuelve complejo determinar quién está detrás de ellas.

Fuentes judiciales dijeron que el juez Bonadio está especialmente interesado en obtener datos sobre el piloto Gustavo Carmona, que habría intervenido en algún tramo de la operatoria del avión usado por Jaime. También, en el presidente de MacAir Jet, Carlos Colunga.

Este último hombre ya declaró ante Garrido y dijo que Jaime era un "muy buen cliente de la industria" de taxis aéreos aunque aseguró que jamás le facturó algún servicio de MacAir.w

"Las empresas que prestaban el servicio no estarían involucradas, en principio, en nada raro. Lo que nos interesa es el flujo financiero para determinar quién pagaba los vuelos de Jaime y quién está detrás del avión que usó este año", dijo una fuente de los tribunales de Comodoro Py.

La investigación apunta también a las empresas que habrían solventado los vuelos de Jaime y que incluso podrían estar detrás del avión adquirido por Pegasus en los Estados Unidos. El ex fiscal Garrido reunió documentación muy valiosa en una investigación preliminar y, según él, tanto Jaime como los empresarios podrían haber cometido el delito de dádiva.

Comentá la nota