Allanaron el despacho del fiscal Martearena, quien investiga el caso Cadillacs

La fiscal Virginia Rumbo ordenó la medida. Se llevaron documentación de las tres fiscalías de Delitos Complejos, adelantó Radio Nihuil.
La fiscal Virginia Rumbo ordenó este miércoles un allanamiento en las oficinas de su colega de Delitos Complejos, Eduardo Martearena, el encargado de investigar el subsidio de 315.000 pesos que el Gobierno otorgó para la actuación del grupo Los Fabulosos Cadillacs en febrero de este año.

Es a raíz de una denuncia realizada por el socio de Pablo Cazabán (hermano del secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán), Guillermo Gorelick, hacia el fiscal.

Rumbo se llevó documentación de la oficina de Martearena y de otras dos fiscalías, incluso revisaron las computadoras.

En diálogo con Radio Nihuil, Martearena aseguró que le quieren "fabricar pruebas" porque le "hacer una cama", por investigar a funcionarios del Ejecutivo en el escándalo por supuestos sobreprecios en la contratación de los Fabulosos Cadillacs.

"Lo que se busca son registros informáticos en los que supuestamente estaría la denuncia que se me atribuye que yo he realizado. Desde mi computadora y la notebook asignada por el Poder Judicial no han encontrado nada vinculado a la denuncia ni nada que se le parezca", dijo Martearena.

"Hay testigos que me hicieron saber que me estaban haciendo una cama. Yo estoy tranquilo porque no he hecho nada. El hecho que se me atribuye es crear una causa para involucrar a una persona. Yo no necesito hacer eso, investigo por oficio", afirmó el fiscal.

Martearena agregó que él buscará sus propias pruebas y asumirá "su propia defensa" en el caso.

Comentá la nota