Allanan una droguería en Córdoba con medicamentos adulterados

Un hombre fue detenido ayer a la madrugada en la localidad bonaerense de Paso del Rey durante un allanamiento ordenado por la Justicia en la causa en la que se investiga la adulteración de medicamentos, mientras que en la ciudad de Córdoba en un procedimiento similar se secuestraron remedios oncológicos vencidos, informó la Policía Federal.
En Córdoba, el procedimiento fue realizado por orden del juez Federal N°1, Ricardo Bustos Fierro, a partir de un exhorto de su par de Capital Federal, Norberto Oyarbide, a cargo de la causa por los medicamentos truchos de la mutual Bancaria.

El allanamiento fue en una droguería ubicada en la avenida La Voz del Interior al 7.435, por la División de Investigación Técnica del Delito de la Superintendencia de Investigaciones Federales.

Se abrían secuestrado medicamentos oncológicos y para pacientes diabéticos insulinodependientes, que estarían adulterados.

Según detalló luego Oyarbide, el procedimiento de Córdoba habría permitido detener en Buenos Aires a un sujeto de apellido Busoni. Oyarbide explicó que se trata de una investigación distinta a la que se sigue nacionalmente contra la mutual bancaria

El allanamiento en la droguería de la ciudad de Córdoba se produjo «a raíz de que una paciente que estaba recibiendo tratamiento oncológico en el Hospital Italiano de esa provincia y que se le suministra uno de los medicamentos que tengo bajo la lupa y que estaba adulterado».

«A partir de ahí damos con la droguería que lo había sumnistrado en Córdoba y una persona que trabaja en esa droguería nos da la información de quien era el que se encargaba de trasladar ese tipo de productos», declaró el juez, según señaló la agencia Télam.

En Buenos Aires, la detención se realizó en la localidad de Paso del Rey, donde el sospechoso, de 56 años, se encontraba acondicionando y clasificando medicamentos oncológicos con vestigios de ser falsos, de acuerdo a un análisis preliminar realizado en el lugar por especialistas del Anmat convocados por los efectivos policiales.

En ese domicilio se detectó también la existencia de sellos de profesionales médicos falsos y medicamentos para pacientes insulino dependientes dispuestos en ampollas y otros para la autoadministración diaria de dichos enfermos, los cuales según determinaron los técnicos tienen signos de ser adulterados en su presentación y contenidos. Según las fuentes policiales consultadas, el tal Busoni fue procesado por "envenenamiento y adulteración de medicamentos" y "contaba con facturación de varias droguerías, una de ellas denominada Lorma".

Comentá la nota