Más allá de la sequía, preocupan las perforaciones clandestinas que se emplean para regar los campos.

La situación que se registra en esta zona y los riesgos existentes pueden producir serios inconvenientes en la potabilidad del agua si no se toman medidas desde la Provincia. Se pretende tener mayor participación municipal en los controles que se desarrollan periódicamente. Importante compromiso del Comité de Cuenca del Río Arrecifes para colaborar con los organismos bonaerenses.

Los integrantes del Comité de Cuenca del Río Arrecifes nuevamente hicieron sentir su preocupación por la problemática de la utilización del agua subterránea para fines agropecuarios, principalmente el riego, ya que esta es una actividad que ha demostrado un incremento en los últimos años, lo cual queda demostrado a partir de información técnica brindada desde diferentes organismos de control.

“Si bien dicha actividad se encuentra legislada a partir de la promulgación de la Ley Nº 12.257, del Código de Aguas de la provincia de Buenos Aires, y de resoluciones dictadas por la Autoridad del Agua bonaerense como Organismo de Aplicación de dicha norma, la realidad demuestra que el grado de cumplimiento de la misma es prácticamente nulo, al igual que el ejercicio de poder de policía que ostenta el organismo provincial antes mencionado”, dijo el ingeniero Julio Villarreal, director técnico de Obras Sanitarias, ayer a la mañana al ser consultado por el Diario.  

No obstante el funcionario municipal manifestó que “a los efectos de tener un mejor control en el uso, aprovechamiento y preservación del recurso hídrico provincial, la Autoridad del Agua creó mediante el Registro de Empresas Perforadoras y de Profesionales Responsables debido a que resultaba indispensable contar con un instrumento que coordine acciones para un mejor control”, añadió Villarreal. “Consecuentemente, establecen mecanismos de inscripción en dichos formularios de las empresas con capacidad técnica para realizar este tipo de tareas teniendo en cuenta además a los profesionales que resulten responsables de las mismas”, señaló el funcionario local.

Inspecciones nuevas

A los fines de posibilitar mayor rigurosidad y celeridad  en el correspondiente control, ya sea de obras existentes como de nuevos proyectos, se ha planteado la necesidad de que la Autoridad del Agua delegue acciones primarias en el Comité de Cuenca del Río Arrecifes con la seguridad de que “tratándose de profesionales y técnicos conocedores del lugar, se logrará una mejora en la aplicación de las normativas vigentes y, con ello, beneficios para toda la población a partir de una mayor preservación de los recursos naturales. Otra vez, pero ahora en Capitán Sarmiento, propusimos este mecanismo porque hay ciudades que lo necesitan de manera urgente”, destacó Villarreal.

Asimismo el ingeniero comunicó que “se continúa trabajando con comunas vecinas para lograr el control de los riegos que se efectúan en los campos de la zona; venimos manifestando la preocupación que existe y por tal motivo se intensificarán las gestiones oficiales para conseguir en lo inmediato el permiso correspondiente para empezar con las acciones”, se informó desde la Municipalidad de Pergamino en la mañana de ayer.

Preocupación

Los intendentes de la Cuenca habían mostrado preocupación por el alarmante crecimiento de los pozos de extracción de agua para riego clandestino, y reclamaron para sí el control de los mismos en la zona, de forma que se puedan maximizar las inspecciones que actualmente no están a cargo de las comunas de la zona. “Oportunamente, y en virtud de la reunión que se hizo con jefes comunales de la región, se advirtió sobre la cuadruplicación de las superficies de riego en los últimos años, y según estimaciones oficiales, en la mayoría se extrae el doble de agua que lo recomendado para preservar el recurso y permitir otros usos”, destacaron en la Municipalidad de nuestra ciudad.

“Son muchas las excavaciones que no poseen todos los permisos legales y a su vez no cumplen con las condiciones técnicas mínimas, lo que genera un peligro de contaminación del Acuífero Puelche y de las napas freáticas de las que se extrae agua para consumo humano”, añadieron fuentes consultadas por el Diario. “El control de la extracción de agua no es jurisdicción municipal, pero debería haber una delegación del control de las perforaciones, que actualmente se hacen sin ningún tipo de control”, aseguraron los intendentes de este sector de la provincia. La realidad indica que los pozos “se hacen sin control y sin ‘encamizado’ para impedir que los herbicidas bajen a las napas; lo preocupante es que se está contaminando el acuífero y eso es grave”, señalaron los técnicos de las comunas de la región que participaron de la última reunión que se llevó a cabo para tratar esta problemática.  

Agua potable

El incremento de la extracción de agua para riego en la zona núcleo maicera, en el norte de Buenos Aires, preocupa a los pobladores porque, durante los próximos años podría faltar el líquido vital en los cascos urbanos y en los establecimientos rurales. Según dicen productores y funcionarios de este sector, el problema de la falta de este recurso ya ocurrió en 2005, “debido a que empresas semilleras, sin aprobaciones correspondientes, aumentaron de manera indiscriminada el número de perforaciones para regar los cultivos de maíz híbrido y soja para semilla, y esto generó una baja en el caudal del acuífero”, detallaron fuentes entrevistadas por el Diario.

Viejo reclamo

Los reclamos efectuados por los municipios de la región no son nuevos; los responsables de diferentes áreas sanitarias en reiteradas oportunidades dieron a conocer detalles realmente importantes sobre la afectación a las napas por el consumo indiscriminado del riego artificial. Por tal motivo es de esperar que el Gobierno de la provincia de Buenos Aires intervenga para colaborar con las comunas de esta zona del territorio bonaerense.

En la ciudad

Desde el Municipio también se informó que continúan los controles con agentes comunales en todos los barrios de la ciudad para que los ciudadanos tomen conciencia; “los inspectores están facultados para sancionar en aquellos casos donde la gente no cumpla con las normativas vigentes”, se agregó con preocupación por la falta de respeto que evidencian ciertos sectores de la comunidad sobre el consumo responsable del agua. “El Municipio está realizando todos los trabajos necesarios para poder cumplir con la prestación pero es trascendental la colaboración ciudadana para lograr los objetivos”, añadió un comunicado.

El verano es una época en la que el uso de agua se vuelve mucho más intensivo, tanto para cubrir las necesidades básicas como para recreación o riego. Que el agua sea suficiente para todos requiere de una responsabilidad compartida más allá que el Municipio debe prestar el servicio en las condiciones requeridas y cada vecino debe hacer un uso racional y evitar el derroche.

“La solución es muy simple, y se trata sólo de no derrochar” afirman en Obras Sanitarias. “Por eso el mensaje es que cada vecino use toda el agua que necesita, pero eso no significa que se deba desperdiciar algo tan valioso y necesario para todos”.

Hay algunos consejos simples que se pueden aplicar. Las horas de mayor uso son las cercanas a las comidas, de 10:00 a 15:00 y de 19:00 a 22:00. Por eso, es aconsejable evitar en estos horarios el consumo de agua que puede hacerse en otros momentos, como por ejemplo el llenado de piletas o el riego de plantas.

Se recomienda llenar las piletas de noche, de esa manera no afectará la presión cuando toda la ciudad está necesitando el agua para otros usos más indispensables. Pero además, hay que cuidar el agua de las piletas. Para mucha gente es más fácil llenarla con frecuencia que incorporar cloro o químicos que preservan el agua. Y esta actitud tiene un impacto muy fuerte en el consumo. Por otra parte, cuando se deba vaciar la pileta, en vez de tirar el agua, se la puede aprovechar para regar plantas, regar las calles de tierra si fuera necesario o baldear los pisos. De esa manera se evita utilizar más agua para ese tipo de necesidades.

Comentá la nota