Alivio en Salta porque al vino no le aplicarán un impuesto

Alivio en Salta porque al vino no le aplicarán un impuesto

Bodegueros dicen que había temor por las 5.000 fuentes de trabajo que emplea el sector.

Productores vitivinícolas y bodegueros de Salta tomaron con mucha satisfacción ayer el anunció que llegó desde la Casa Rosada. Es que el presidente Mauricio Macri dio marcha atrás y los vinos y bebidas espumantes no tendrán un impuesto interno, de hasta el 17%. Esto había surgido como parte de la reforma tributaria que lleva adelante la Nación.

"Estamos contentos con esta medida que era mala para la actividad. Al no tener un impuesto interno, está sobreentendido que el vino es algo saludable, siempre consumido de forma responsable", aseguró Osvaldo Domingo, titular de Bodegas Salta AC.

La mayor preocupación que había en el sector es que al haber un nuevo impuesto, eso se iba a trasladar a precios y esto iba a hacer bajar la producción, por lo que peligraban muchas fuentes de trabajo.

"De materializarse, ese impuesto iba a perjudicar mucho a las economías regionales, como las que tenemos en el Valle Calchaquí y, sobre todo, en la zona de Cafayate", afirmó el secretario de Asuntos Agrarios, Flavio Aguilera.

El funcionario contó que, en forma directa, la industria del vino moviliza más de 5.000 personas en época de cosecha. Y en forma indirecta otro porcentaje importante, que tiene que ver con el turismo en Cafayate y San Carlos.

Desde que se enteraron del impuesto que se le aplicaría, los productores y bodegueros mantuvieron reuniones con muchos sectores.

"Nosotros estábamos trabajando con Bodegas Argentinas, con la Unión Vitivinícola Argentina y con los legisladores nacionales por Salta como MIGUEL NANNI, Alfredo Olmedo, Javier David y los diputados electos, entre ellos, Andrés Zottos", dijo Domingo.

Desde la Provincia, el gobernador había reclamado que esta medida quedara desechada, para evitar un perjuicio a esta economía regional.

En Salta hay poco más de 3.200 hectáreas cultivadas con uvas y, según los cálculos de Asuntos Agrarios, en promedio un empleado trabaja por hectárea cultivada. A esto hay que sumarle la gente que está empleada en el sector industrial.

"El área cultivada en Salta es chica, si lo comparamos con otras provincias. Sí está claro que cerca del 10% de las exportaciones de vino del país salen de nuestra provincia", aseguró Aguilera.

El bodeguero Roberto Thomann tiene una mirada particular. "Me parece bien que no se aplique el impuesto, pero en el largo plazo y analizando muchas variantes no me parece mal que el vino tenga un impuesto interno", afirmó.

El empresario dijo que ahora hubiera sido como una piña aplicar un tributo, ya que el sector viene de dos malos años, con problemas climáticos, los precios de los insumos que se dispararon. Además aseguró que hay que analizar el tema de los costos, ya que no es lo mismo el productor que está en Cuyo que el que está en el norte del país.

Coment� la nota