Alivio: MetroGas no entra en default y pagará el 31

• Negocian incorporación de un nuevo socio
La distribuidora MetroGas informó ayer a la Bolsa de Comercio que el próximo 31 efectuará el pago de intereses de su deuda correspondiente al segundo semestre de este año por alrededor de u$s 9,5 millones en dólares y euros. Se confirmó así que la empresa gasífera no entrará en default aun cuando hasta hace un mes venía manifestando reiteradamente dificultades financieras por la dilación del Gobierno en autorizar un aumento de tarifas.

Esas expresiones al informar los balances trimestrales del segundo y tercer trimestre del año y las insistentes versiones sobre un inminente default derivaron en que el titular del Enargas, Antonio Pronsato, amenazara con intervenir la empresa en caso de que no cumpliera con sus obligaciones.

No obstante, en las últimas semanas se habría concretado un acuerdo entre el Gobierno y los accionistas que constituyen Gas Argentino, la sociedad que posee el 70% de la distribuidora. Dentro de Gas Argentino, British Gas es la operadora y tiene el 54,67%, mientras que Repsol YPF cuenta con el 45,33%.

La actual conducción de YPF, a cargo de la familia Eskenazi, habría impulsado esas negociaciones para convencer a BG de no entrar en default, y al Gobierno de aprobar un aumento de tarifas después de diez años de congelamiento.

Otro elemento que habría estado en la mesa de las conversaciones es el ingreso de un nuevo socio, situación que ya se había planteado en 2007 cuando Ashmore Energy intentó quedarse con acciones de MetroGas como parte del acuerdo de reestructuración de la deuda. Esa empresa de EE.UU. no obtuvo la autorización del Gobierno argentino y en 2008 vendió sus derechos a otro acreedor, el fondo Marathon.

Ayer, al lanzar el plan nacional de exploración, el CEO de YPF, Sebastián Eskenazi, deslizó que están «esperando el ingreso de un nuevo socio en MetroGas». Pero por ahora no se sabe si será nuevamente uno de los acreedores o alguna empresa de capitales locales, como en 2007 habría sugerido el Gobierno.

El aumento de tarifas para MetroGas, que fue anunciado a mediados del año pasado y aprobado por decreto de abril de este año, todavía necesita un nuevo decreto porque desde esa fecha cambió el ministro de Economía y una resolución del Enargas aprobando los cuadros tarifarios. El ajuste es equivalente al 27% en el margen que percibe la distribuidora, y lo recaudado deberá depositarse en un fideicomiso para obras, de acuerdo con el criterio oficial de no autorizar mejoras en las tarifas a empresas que siguen juicios internacionales contra el Estado, como British Gas.

No obstante, al poder canalizarse hacia trabajos de mantenimiento imprescindibles para la prestación del servicio, la suba de tarifas daría cierto alivio financiero a la empresa.

La asamblea de accionistas de Gas Argentino aprobó ayer impulsar más acciones para obtener el traslado de tasas municipales a los usuarios, continuar el proceso de renegociación de la licencia y adoptar acciones para lograr una recomposición de la tarifa «que asegure la sustentabilidad de la sociedad».

Comentá la nota