Los alimentos vuelven a poner presión a la inflación

Las aumentos de precios que empezaron a aplicar las grandes empresas de consumo masivo después de las elecciones, se hicieron más evidentes en agosto. Según los relevamientos privados, los alimentos y bebidas, fueron los productos más impactados por la inflación.
En el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora la consultora Ecolatina junto con Tomadato, la suba promedio detectada fue del 1,4%. Este indicador demostró que los principales incrementos se encontraron en los productos comestibles, aunque también hubo subas en "otros bienes y servicios", vivienda y servicios básicos.

En este IPC privado, los alimentos subieron 2,6%: el mayor aumento desde junio de 2008, superando ampliamente el promedio del año (+1,2%).

En este caso, las fuertes subas en el precio de las verduras (+12,4%) explicaron en gran medida la inflación del mes. También se vieron aumentos considerables en carnes, frutas, bebidas y productos de panificación. Desde la consultora remarcaron: "Si bien en julio los supermercados ya habían comenzado a remarcar sus precios, este mes la tendencia se profundizó y se vio agravada por las subas en los locales tradicionales, es decir en las carnicerías, panaderías, verdulerías y almacenes, que se habían mantenido relativamente estables después de las elecciones".

"Notamos un cambio de tendencia importante a partir de junio, especialmente en Alimentos y Bebidas", dijo Mario Sotuyo, de Economía & Regiones, cuya canasta de alimentos subió el mes pasado 1,5%. "Así como los bienes venían aumentando menos que los servicios en la primera parte del año, es probable que en este semestre ocurra lo contrario", agregó.

En tanto, la Asociación Dirigentes de Empresa, informó que el alza promedio de los precios de los alimentos y cosmética y tocador, en Buenos Aires, Mar del Plata y Rosario, fue del 5%.

Comentá la nota