Los alimentos son el gasto principal de los santafesinos

El Instituto Provincial de estadísticas y Censos de Santa Fe (Ipec) publicó los resultados de la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares.
La mencionada encuesta fue realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), junto con las Direcciones Provinciales de Estadística, en 2005.

De allí se desprende que el mayor porcentaje del gasto total de los hogares de la provincia de Santa Fe corresponde a alimentos y bebidas con el 33,54 por ciento, luego a transporte y comunicaciones con el 13,86 por ciento, y en tercer lugar a propiedades, combustibles, agua y electricidad con el 9,78 por ciento.

El gasto en salud representa el 9,38 por ciento del gasto total, en esparcimiento el 9,15 por ciento, en indumentaria y calzado el 8,64 por ciento, en equipamiento y mantenimiento del hogar el 7,57 por ciento, en bienes y servicios varios el 5,71 por ciento, y por último en enseñanza el 2,37 por ciento.

Según el ingreso

El grupo de hogares con jefe asalariado se diferencia del resto de los grupos, porque destina mayor porcentaje del gasto total a indumentaria y calzado, con 9,76 por ciento (contra 6,87 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 8,19 por ciento para jefe cuentapropista o patrón); y a bienes y servicios varios, con 6,71 por ciento (contra 4,57 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 4,95 por ciento para jefe cuentapropista o patrón).

Por otra parte, es el grupo que menos destina a salud, con 6,46 por ciento (contra 15,75 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 9,26 por ciento para jefe cuentapropista o patrón).

El grupo de hogares con jefe cuentapropista o patrón se diferencia del resto de los grupos, por destinar mayor porcentaje de gasto en transporte y comunicaciones, con 15,74 por ciento (contra 11,61 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 13,75 por ciento para jefe asalariado); en esparcimiento, con 10,89 por ciento (contra 8,54 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 8,36 por ciento para jefe cuentapropista o patrón); y en enseñanza, con 3,07 por ciento (contra 1,20 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 2,50 por ciento para jefe cuentapropista o patrón).

Por otra parte, es el grupo que menos destina su gasto en alimentos y bebidas, con 31,54 por ciento (contra 34,90 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 34,13 por ciento para jefe cuentapropista o patrón); y en propiedades, combustibles, agua y electricidad, con 8,61 por ciento (contra 10,14 por ciento para jefe desocupado o inactivo y 10,34 por ciento para jefe cuentapropista o patrón).

Jefes calificados

A medida que aumenta el nivel de calificación ocupacional del jefe aumenta el porcentaje de gasto del hogar destinado a enseñanza, los hogares con jefe no calificado destinan el 1,57 por ciento, mientras que los hogares con jefe profesional el 3,88 por ciento.

La misma relación se observa en el gasto correspondiente a salud, aumentando de 6,33 por ciento a 9,04 por ciento respectivamente. Una relación positiva pero más pronunciada ocurre tanto en el gasto destinado a esparcimiento como al destinado a equipamiento y mantenimiento del hogar, ya que en el primer caso aumenta de 5,63 por ciento a 14,08 por ciento y en el segundo caso de 5,53 por ciento a 10,97 por ciento.

Por otro lado, no hay diferencias entre los grupos de hogares según nivel de calificación ocupacional del jefe, con respecto al gasto correspondiente a indumentaria y al gasto referido a bienes y servicios varios, ya que el primero varía entre 8,43 por ciento y 9,53 por ciento y el segundo entre 5,55 por ciento y 7,20 por ciento.

Con respecto al gasto en transporte y comunicaciones, los hogares que destinan mayor porcentaje son los que tienen jefe técnico, con el 16,88 por ciento.(agenciafe)

Comentá la nota