Alimentos básicos arrancan el año con aumentos de hasta 20%

 Alimentos básicos arrancan el año con aumentos de hasta 20%
El alza promedio anual fue de 15% a 20%. Asociaciones de consumidores apuntan al eslabón comercial de la cadena. Verduras, leche y carne son las que más subieron
El año del Bicentenario comenzó con renovadas preocupaciones para el bolsillo de los consumidores. El aumento de precios promedio de entre 15% y 20% en los alimentos básicos, que se acumuló en 2009, se sumó a los incrementos en pasajes aéreos y de micros de larga distancia, cuotas de medicina prepaga, servicio de telefonía móvil, peajes de autopistas, taxis y naftas, entre otros.

El medio aguinaldo, la asignación universal por hijo, las promociones y ofertas de productos, y las opciones de pago en cuotas con tarjetas de crédito sin interés traccionaron la recuperación de las ventas minoristas de diciembre último. Pero intentar salvar el año de la crisis financiera internacional en un solo mes disparó los precios de los alimentos y productos básicos.

Algunos artículos –como el pollo– registraron en diciembre un alza de precios superior al 70% comparado con el valor de noviembre pasado. Entidades de consumidores responsabilizaron por la disparada de los precios al eslabón comercial de la cadena productiva. Argumentan que lo que paga el consumidor final cuadruplica el valor que recibe el productor por el mismo artículo. Algo similar denuncian las entidades rurales.

Los aumentos se dan en un contexto de dispersión de precios, de acuerdo con el canal de venta y la ubicación. En ese marco, según el sondeo mensual de Adecua, entre fines de noviembre y fines de diciembre, el litro de leche en sachet aumentó 12,3%, al subir de $ 2,85 a $ 3,20.

La manteca se disparó 24,1%, al pasar de $ 3,49 a $ 4,33 el paquete de 200 gramos. Otro derivado, el queso fresco, registró un alza de 6,4%, al aumentar de

$ 26,8 a $ 28,5 el kilo.

Pero los mayores incrementos se verificaron en el pollo, que aumentó de $ 5,19 a $ 8,99 el kilo (73,4%), la media docena de huevos, que pasó de $ 2,65 a $ 3,79 (43%) y la tapa de asado que se comercializa en supermercados, que subió de $ 9,85 a $ 11,9 el kilo (20,8%).

En este contexto de alzas generalizadas, la entidad que dirige Sandra González prevé acortar la periodicidad con la que realiza el seguimiento de los valores al consumidor. Los sondeos mensuales serían ahora semanales y quincenales.

Por su parte, Consumidores Libres registró un alza promedio de precios del 5,94% en diciembre, acumulándose un incremento del 14,12% en todo 2009.

La entidad releva quincenalmente 38 productos básicos, de los cuales en diciembre último 24 subieron de precio, 11 bajaron y tres no registraron variaciones.

En el último mes de 2009, los artículos que mayores variaciones de precios registraron fueron el zapallo anco, que aumentó 29,14%; la acelga, 19,75%; el queso por salut, 16,07%; el asado, 15,89%, y el pollo, 15,21%.

El referente de la entidad, Héctor Polino, explicó que contrariamente a lo que sucede con los cortes de carne vacuna, las verduras se consiguen a mejor precio en los comercios de barrio que en supermercados.

En todo 2009, la mayor alza registrada por Consumidores Libres fue la del zapallo anco, que subió 74,4%; seguido por la papa, 51,55%; el tomate perita, 34,13%; la bola de lomo 33,94%, y la acelga, 32,86%.

"En la cadena hay dos perjudicados, el productor y el consumidor. En los eslabones comercializadores es donde se producen las distorsiones de precios por razones especulativas", remarcó Polino.

Igual queja se escucha de parte de los productores agropecuarios. Según denuncian, el precio del trigo se mantiene igual que hace 4 años atrás y el de la carne no se movió en los últimos 7 años. Si bien en el Mercado de Hacienda de Liniers el precio por kilo vivo de novillo aumentó de

$ 2,043, en enero 2003, a $ 3,602, al cierre de diciembre último, los ruralistas explican que la suba de retenciones a la exportación de carne absorbió casi en su totalidad ese alza.

En el caso del trigo, aducen que "al precio teórico que pone el Gobierno como valor referencial los acopiadores le restan entre $ 60 y $ 100". Y productores agropecuarios que llegan con sus artículos al Mercado Central señalan que "por especulación de los comercializadores, los productos en góndola valen cuatro veces mas" que lo que ellos reciben.

Comentá la nota