Los alimentos argentinos salen a la conquista de París

Los alimentos argentinos salen a la conquista de París
Cuando empezó a fabricar junto a su socia dulces de frutos patagónicos a 15 kilómetros de El Bolsón, Sonia Pascual, no imaginó que sus frascos llegarían a ser exhibidos, 15 años después, en las refinadas galerías Lafayette, de París.
"En Europa, la competencia se presenta difícil, pero vamos a intentar posicionar el sauco y la rosa mosqueta que no existen", reveló la mujer señalando las góndolas donde se exhiben -desde el 8 de enero- mas de 100 productos gourmet argentinos en busca de nuevos mercados.

Cuyén, la firma que lleva el nombre del lugar donde se elaboran los dulces y se envasa fruta al natural, "produce unos 2.000 frascos diarios para el mercado local. Fabrica la marca propia de la cadena Disco (Bells), los de Selección Orgánica de Carrefour y los dulces de Bonafide. Y exporta a Gran Bretaña, Brasil y Japón", cuenta la directiva esquivando a un grupo de parisinos que se agolpa para degustar creppes con dulce de leche argentino.

De la misma manera, Enrique Pichot, hermano del reconocido rugbier y dueño de la empresa Pichot Hermanos, se entusiasma al hablar del aceite de oliva orgánico y del vino Malbec que ya debió reponer en las góndolas de las tiendas parisinas. "Nuestros productos están dentro del 10% que tiene posibilidades de seguir vendiéndose en Francia", aseguró.

Ambos empresarios estuvieron presentes, junto a otros colegas, en la inauguración oficial que se hizo el jueves pasado, de la muestra de productos argentinos en una de las tiendas más emblemáticas de Lafayette: París Haussmann. La acción -impulsada por la Fundación Export. Ar con la Embajada Argentina en Francia- demandó una inversión de unos 400 mil pesos e incluye la promoción de productos de unas 40 empresas entre los que se cuentan carnes, vinos, yerba mate, alfajores, dulces y golosinas. El grupo de Galerías Lafayette tiene 62 sucursales y un volumen de negocios que en 2009 alcanzó 5,1 millones de euros.

Comentá la nota