Una alianza con problemas

Por: RICARDO KIRSCHBAUM

Las dificultades operativas por las que atraviesa la alianza Macri-Solá-De Narváez ilustran alguno de los problemas que enfrenta la oposición para articular una alternativa sólida en la provincia de Buenos Aires.

La cuestión principal no ha sido zanjada ya que la cabeza de la lista de diputados todavía no ha sido definida entre el ex gobernador y De Narváez. Las posiciones se mantienen y hay muchos comedidos que están buscando fórmulas para lograr una coincidencia. Estos alquimistas, sin embargo, por arreglar algo pueden desarreglar otras partes de una alianza que aún necesita de mucho ablande para funcionar.

Una de las alternativas es que De Narváez se postule para senador. Para ello hay que buscar una vacante forzando la renuncia de Chiche Duhalde. Para ello se necesita, primero, que la senadora quiera a dar un paso al costado, algo que está en duda; segundo, que no haya un suplente dispuesto a asumir. De la teoría a la realidad hay un largo trecho para materializar esta maniobra política.

Pero esto no es lo más importante, al parecer. La pelea interna ya derivó en un descabezamiento de Jorge Macri, referente del PRO en la Provincia.La guillotina la hizo funcionar rápido su primo Mauricio, al enterarse -algunos dicen de boca de De Narváez- de cuestiones que podrían impactar sobre la imagen de su partido.

Pero el otro Macri no parece dispuesto a dejar la cancha en silencio y sin dar pelea. Regresó de Punta del Este y reinició contactos para resistir.

Jorge Macri mantiene conversaciones con Solá, quien precisa de alianzas para fortalecer su aspiración a ser cabeza de lista frente a la ambición de De Narváez.

Mauricio Macri debería intervenir. ¿Lo hará?

Comentá la nota