La Alianza pidió a Capitanich se ponga al frente de la crisis sanitaria por el dengue

La Alianza Frente de Todos fijó posición en relación a la epidemia de dengue que sufre la provincia y pidió al gobernador Capitanich que "se ponga al frente de la crisis sanitaria en que se debate nuestra provincia".
El documento es refrendado por los partidos políticos integrantes de la Alianza Frente de Todos: Unión Cívica Radical, Partido Socialista, Bases y Principios del Chaco, Partido Intransigente y Acción Chaqueña, el Bloque de diputados Provinciales "Alianza Frente de Todos", Foro de Intendentes y Foro de Concejales de la alianza Frente de Todos, Juventud Radical y Juventudes Políticas de la Alianza Frente de Todos. En él se pone de manifiesto "el apoyo a las acciones desplegadas por los intendentes quienes tomaron con responsabilidad y a tiempo el manejo de la situación, en particular el intendente de la localidad de Charata Miguel Tejedor, quien notificó fehacientemente a las autoridades sanitarias alertando tempranamente lo que se evidenciaba como una emergencia sanitaria en su localidad, la cual fue negada sistemáticamente por el gobierno del Chaco".

El comunicado afirma que "de esta situación fue notificada la ministra Sandra Mendoza en la reunión del Codefeso realizada en noviembre de 2008, y por agentes sanitarios de la ciudad de Charata en febrero de 2009, datos que fueron minimizados y ocultados, aduciendo que se trataban de simples estados gripales".

No dudan en sostener que "la máxima responsabilidad recae sobre el gobernador Capitanich y el Ministerio de Salud Pública, a cargo de su esposa Sandra Mendoza, que se ausentó más de 15 días en momentos críticos, perdiéndose un tiempo fundamental en la toma de decisiones, lo que desnudó la absoluta improvisación y carencia de políticas públicas sanitarias, agravadas por la negación sistemática de la realidad".

Más adelante expresan "nuestra solidaridad con los afectados por la enfermedad y sus familiares" al tiempo que propician "la urgente sanción de una ley de Emergencia Social y Sanitaria en todo el territorio de la provincia del Chaco", y requieren asimismo "la urgente convocatoria a todos los sectores de la sociedad a la participación activa para desarrollar acciones conjuntas tendientes a eliminar los factores de riesgo para limitar la propagación de la epidemia".

Más allá de las críticas, el comunicado pone a disposición del gobernador Capitanich "los equipos técnicos técnicos profesionales de la Alianza Frente de Todos para colaborar en el diseño de las políticas de Salud para el manejo de esta emergencia" y advierte luego que "el gobernador debe prever a esta altura de las circunstancias, cuando ya se reconoce la gravedad de la epidemia, con muerte como consecuencia, los cambios de rumbo en el Ministerio de Salud Pública, dada la ineficiencia demostrada"

Aclara el documento que "con responsabilidad, no mezclaremos cuestiones partidarias, porque la sociedad no se merece, pero cuestionaremos y demandaremos políticas de Estado para afrontar la epidemia" y en función de ello reclaman al gobernador Capitanich que "se ponga al frente de la crisis sanitaria en que se debate nuestra provincia".

Finalmente enfatizan que "la indiferencia, la improvisación, el ocultamiento de la información y la mentira son tan mortales como el dengue. Se debe cambiar esa actitud".

El documento lleva la firma de, entre otros, los diputados provinciales Jorge Guc, Carlos Alberto Lobera, Leandro César Zdero, Eduardo Aníbal Siri y Jorge Varisco.

Comentá la nota