La Alianza dice que recuperará el gobierno en el 2011 y no cederá la presidencia de la Legislatura

"El que se quema con leche ve la vaca y se asusta, y por eso el radicalismo y la Alianza van a volver a gobernar en el 2011 para todos los chaqueños", dijo Ángel Rozas aludiendo a la gestión de Jorge Capitanich. Fue ayer a la mañana en el acto de asunción de autoridades del comité provincial de la Unión Cívica Radical donde se pronunciaron fuertes críticas al gobierno provincial.
El ex gobernador sostuvo que el Chaco "después de dos años de gestión de gobierno estamos dependiendo exclusivamente no de un programa, ni de los equipos ni del conductor de una dádiva de la presidente de la Nación para ver si se puede poner freno al jolgorio en que nos hemos metido en los últimos dos años. Para eso no aspiramos a ganar una elección".

En esa dirección apuntó que el Chaco "hoy no tiene rumbo" y que se suplantaron "políticas publicas sociales profundas como la del Plan de Alfabetización, el Plan Aipo, la construcción de viviendas para los que menos tienen por un programa de dádivas, un programa sectorial que les permite competir entre ellos mismos en función del dinero público".

Cree que este gobierno se parece "a un barrilete sin cola, porque no sabe adonde va, no sabe adonde quiere llegar. Todo es en base al chupamedismo con el gobierno nacional para ver si en función de esa actitud mañana los bolsillos gordos de la presidente de la Nación vienen al Chaco" y marcó que "ese no es el sentido de la dignidad de un gobierno ni de un pueblo".

Otro enfoque

Refiriéndose tácitamente a su gestión Rozas dijo "nosotros tenemos experiencia de gobernar en tiempo de crisis, no en tiempo de crecimiento como está viviendo hoy y vivió la República Argentina en estos últimos tiempos donde se creció a índices nunca conocidos en 200 años. Nosotros gobernamos en tiempo de profunda crisis y jamás bajamos las banderas con las que llegamos al gobierno".

"Se burlaban de nosotros cuando en tiempos de crisis tuvimos que poner programas y cronogramas de pagos, pero la gente sabía el día y la hora en que cobraba; podía ordenar su vida y la de sus hijos. No como hoy en que ni siquiera sabe el propio gobernador que día va a terminar de pagar los sueldos", afirmó.

El ex gobernador sostuvo que "no hay conducción" y que Capitanich "se entera después de dos años de gobierno que el presidente de una empresa pública había designado más de 2.000 contratados y nos quiere responsabilizar de la improvisación a nosotros. De todo tiene la culpa Ángel Rozas y la Alianza Frente de Todos".

¿A quién se le hubiera ocurrido competir con la Red Megatone para que Boca Juniors lleve el nombre de Aerochaco. Primero páguele a la gente

los sueldos al día. Me parece una falta de consideración y de respeto al pueblo del Chaco", destacó y señaló que esa "es una afrenta a la familia chaqueña la que está haciendo lo que está haciendo este gobierno provincial".

Después preguntó "¿dónde están los bravos dirigentes sindicales de los doce años (de gobiernos de la Alianza)?" y acotó que los gremialistas "ahora guardan silencio y otros son funcionarios de este gobierno". También apuntó que a esta administración "le importa más pagar puntualmente los contrato con Macri y con Boca Juniors que pagarle a los docentes, policías o a los empleados públicos".

Rozas pidió a los gremialistas estatales que el gobierno "rompa el contrato con Boca Juniors: nosotros estamos pagándoles los viajes por todo el país. El otro día el avión llevó el equipo de basquetbol a Chile, a jugar un campeonato internacional, mientras nuestra gente y nuestro jubilados no sabía que día cobraba. Estoy seguro de que Macri cobra puntualmente porque si no le va a parar los aviones".

Comentá la nota