La alianza UCR-Carrió abrió las heridas entre el radicalismo local y el cobismo

Los seguidores del vicepresidente aseguran que en la provincia sí podrían llegar a un acuerdo que los incluya en un bloque opositor. Desde el radicalismo ortodoxo confirmaron que no habrá pacto con "los responsables de la ruptura del partido".
Allegados a Julio Cobos aseguraron que el vicepresidente de la Nación se mostró satisfecho luego del anuncio hecho por la titular de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, y el presidente de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, para anunciar la conformación de una alianza opositora. Y si bien el cobismo quedó al margen de este nuevo acuerdo a nivel nacional, no descartan que pueda existir un acercamiento entre los partidos en Mendoza.

“A lo mejor sí, aunque es muy prematuro todo. Pero también entendemos que en este momento no podemos estar con ellos porque consideran que hasta 2011 no es correcto que Cobos forme parte de la oposición”, señaló Néstor Majul, uno de los laderos de Cobos en el Senado.

“De todos modos, nosotros seguimos manteniendo diálogos muy fluidos con sectores del radicalismo, del socialismo y de la Coalición Cívica”, afirmó, al tiempo que, sostuvo, para el vicepresidente es importante la idea de una oposición firme, aunque teme que se convierta en una alianza de mero corte electoral.

En Mendoza, en tanto, el diputado Andrés Marín, ahora integrante del Consenso Federal, sostuvo que, pase lo que pase, seguirán detrás de los lineamientos de Julio Cobos. “Y esto es una muestra más de que, cuando les conviene, se acercan al vicepresidente; y cuando no, hacen alianzas por su cuenta”.

Para el radicalismo ortodoxo mendocino, existen posibilidades concretas de repetir este tipo de alianzas en la provincia, y remarcan que, aquí también, el cobismo será excluido de cualquier acuerdo. Así lo manifestó el senador Mauricio Suárez, quien además manifestó que “no todo el partido compartirá la decisión” de Gerardo Morales, aunque reconoció que sí coincide en no darle lugar a los seguidores del vicepresidente: “hay ciertos dirigentes que nunca tendrían cabida, porque no sólo se fueron del radicalismo, sino que fueron los responsables de su ruptura”.

Para Daniel Vilchez, referente de la nueva línea interna Convergencia Federal, en cambio, lo más importante es que el acuerdo deja en claro que el eje ideológico continúa siendo la Unión Cívica Radical.

“En cuanto a lo que pueda pasar en la provincia, es anticipado hacer futurología y definir qué puede ocurrir. Nosotros, por ahora, apostamos a recuperar la democracia dentro del partido”, aclaró el diputado provincial, que conforma una nueva rama dentro del radicalismo que mantiene contactos con Julio Cobos.

Comentá la nota