Alianza: Capitanich y Mendoza niegan al Chaco la verdad sobre el dengue.

El bloque opositor, mayoría en la Legislatura provincial, acusó al Gobernador y a la ministra de Salud de esconder la real situación de la epidemia. Consideran que Mendoza es ignorante en materia de epidemiología.
El bloque de diputados de la Alianza dio a conocer un documento que sintetiza su visión crítica de lo ocurrido durante la interpelación de la ministra de Salud Pública Sandra Mendoza.

El comunicado comienza señalando que "las 16 horas de divagaciones a las que fue sometido el Bloque de Diputados de la Alianza, en lo que pretendió ser una interpelación sobre la epidemia de dengue, dejaron algunas cosas en claro":

1) La condición supina de la ministra en materia de epidemiología, quien llegó a brindar datos falsos para transferir culpas a una supuesta epidemia encubierta de hace una década, la cual ya había sido desautorizada por el doctor Jorge Gorodner del Conicet.

2) La ministra y su equipo prefirieron pasar un papelón que enfrentar la verdad.

3) La elusión deliberada y sistemática del tema del dengue por parte de la ministra, en cooperación con el bloque oficialista.

4) La urgencia de un recambio inmediato de conducción en el Ministerio de Salud Pública del Chaco.

5) La necesidad de que se establezcan claramente las responsabilidades políticas, administrativas, penales y/o civiles que correspondieran ante una epidemia con decenas de miles de infectados y varios muertos, por la pura y simple razón de que las autoridades sanitarias actuaron con demora injustificada, desaprensión y negligencia.

6) Por primera vez en la historia del Chaco, la situación personal de un mandatario ha generado una grave crisis institucional.

Resulta imposible llegar a otra conclusión, después del padecimiento que significó para los representantes del pueblo escuchar 16 horas de un mamotreto declamativo, redundante, inconexo e interminable, que la ministra leyó por primera vez cuando lo recibió de su equipo en el recinto. Estamos seguros de esta afirmación, por su balbuceante, dubitativa y caótica lectura, que debió interrumpir en decenas de oportunidades para que le acomoden las hojas o para que alguno de sus numerosos asistentes le explique qué estaba leyendo.

Tampoco tenemos duda que la finalidad del lamentable informe fue, precisamente, agotar o adormecer a los oyentes y lograr una duración tal que aleje a la prensa, no permita llegar a las preguntas y se suspenda la sesión.

Fueron 16 horas donde la única capacidad exhibida por la ministra Mendoza fue la de escapar al meollo del asunto, que era y sigue siendo el dengue. La funcionaria no tuvo la intención de responder con profesionalismo y responsabilidad siquiera uno de los temas que le envió la Legislatura con suficiente anticipación. Quizás porque no quiso, quizás porque no sabe, lo cierto es que las respuestas no aparecieron y la opinión pública no cuenta con una explicación de primera mano sobre las razones que nos llevaron a padecer 10.000 infectados de dengue, número que -sostenemos– es mucho mayor en realidad.

Queríamos que la ministra explique a la opinión pública, por ejemplo:

1. Por qué el Gobernador tardó un año en dictar un decreto para declarar la emergencia, cuando el ministro Holzer había tratado, mediante resolución y a poco de asumir, que se ocuparan de proseguir con lo que se venía haciendo en gestiones anteriores en materia de prevención del dengue.

2. Por qué se siguen mintiendo los datos oficiales de la epidemia. Cuando la propia ministra Ocaña reconoció que el 70 por ciento de la población de Pampa del Infierno está infectada. Esa sola cifra, ya iguala los números suministrados por el Gobierno.

3. Por qué recién el 19 de marzo se constituyó el Comité Provincial de Emergencia y Prevención, 40 días después de la primera publicación sobre casos de dengue y más de 5 meses después de las advertencias de las autoridades sanitarias nacionales, en la reunión del Consejo Federal de Salud que se realizó en noviembre del 2008.

4. Por qué eliminó las direcciones de Educación Para la Salud y de Salud Escolar y por qué paralizó la Dirección de Saneamiento Ambiental.

5. Quién va a responder por los funcionarios nacionales que debían estar trabajando contra la epidemia y chocaron en un vehículo oficial, en evidente estado de ebriedad, según los partes médicos. Uno murió y los otros están graves.

6. Dónde estuvo y qué estuvo haciendo la ministra desde el 28 de febrero al 23 de marzo, o sea en los más de veinte días que se ausentó de la provincia en pleno brote epidémico.

7. Dónde estuvo y qué estuvo haciendo la ministra del 13 al 18 de abril en Buenos Aires, mientras en su provincia alrededor de 500 chaqueños se infectaban diariamente.

8. Porque razón el ministro de Gobierno encabeza el Comité de Emergencia, cuando siquiera pudo explicar a la prensa nacional la diferencia entre brote y epidemia.

9. Por qué razón técnica la ministra sostuvo hasta el 29 de marzo último en que "No hay epidemia de dengue en el Chaco".

10. Por qué se fumigó con insecticidas vencidos en el año 2006, hasta que la prensa local denunció el hecho.

11. Por qué hasta el 23 de marzo la ministra sostenía que había solo 13 casos confirmados por laboratorio y 30 días más tarde estábamos hablando de más de 10 mil casos reconocidos oficialmente.

12. Cuáles fueron los "errores" reconocidos por el Gobernador, cuando declaró el 28 de marzo al diario La Nación: "Hemos cometido errores al enfrentar al dengue".

13. Si a la fecha le practicaron algún descuento a la ministra o sus subordinados, según el sistema de premios y castigos que anunció el Gobernador para sus funcionarios el 10 de marzo último.

14. Por qué razón, desde la primera semana de abril, las personas que recurren a los hospitales y centros asistenciales del interior con síntomas de dengue, son devueltos a sus casas con una caja de paracetamol y sin realizarles los estudios correspondientes, según las incontables denuncias radiales y televisivas en emisoras y canales del interior.

15. Por qué se insiste desde el Gobierno provincial que hay "una tendencia decreciente" de casos de dengue, cuando la progresión de infectados reconocidos oficialmente ha sido de alrededor de trescientos diarios.

16. Por qué la ministra no participó de la última recorrida que hizo la ministra de Salud Pública de la Nación, el lunes último por varias localidades del Chaco.

Mientras el bloque oficialista festeja junto a su ministra y su Gobernador el supuesto triunfo de sus argucias y evasivas, estas y muchas otras preguntas quedaron insatisfechas en la interpelación. Deliberadamente, dejaron pasar otra gran oportunidad para decirle a los chaqueños toda la verdad sobre el dengue.

La gente seguirá ignorando cómo tenemos mucho más de 10 mil infectados de dengue y tantos muertos en el Chaco, mientras se la cuentan sobre lo bien que se están haciendo las cosas, sobre el excelente trabajo de prevención en medio de una epidemia histórica o sobre el optimismo del Gobernador.

Lo cierto es que nadie que haya recorrido el Chaco en los últimos tres meses, que haya visitado los hospitales y centros de salud, que haya hablado con las autoridades sanitarias, profesionales médicos y enfermeras del interior; nadie que haya tenido un mínimo contacto con la gente, un mínimo contacto con la realidad, puede venir a decir lo que dijo la esposa del Gobernador en el recinto legislativo. Está claro que no solo el cargo le queda grande, le queda grande la verdad.

Comentá la nota