Una alianza amplia pero con divisiones

Las fuerzas que conformaron el Acuerdo Cívico y Social suman 74 diputados y unidas representan la principal oposición. Sin embargo, aparecen separadas en cuatro bloques diferentes y exhiben estrategias distintas de cara a las presidenciales de 2011.
Con el desafío de superar las discrepancias internas, los 74 diputados nacionales del Acuerdo Cívico y Social se repartirán en cuatro bloques en el nuevo Parlamento. A pesar de los acuerdos programáticos, las bancadas de la UCR, la Coalición Cívica-ARI, el Partido Socialista y el GEN desembarcarán el próximo 10 de diciembre en el Palacio Legislativo con un perfil opositor diferenciado entre sí y objetivos políticos propios de cara a las elecciones presidenciales de 2011.

Mientras el radicalismo, como segunda minoría, aspira a que la labor parlamentaria lo consolide como la fuerza alternativa de gobierno, la CC-ARI tiene el propósito de erigirse en la fiscalizadora de las acciones del kirchnerismo. Por su parte, el socialismo y el GEN apuntan a conseguir mayor autonomía dentro del espacio del ACyS y procuran un creciente acercamiento con los legisladores de la centroizquierda.

Con diferencias mínimas en la agenda legislativa, las cuatro agrupaciones políticas coinciden en la necesidad de comenzar el debate del próximo año con proyectos dirigidos al fortalecimiento institucional, la limitación de los superpoderes y el combate a la pobreza. "La agenda de la campaña la vamos a desarrollar, mas allá de los inconvenientes que surjan en el funcionamiento, como fue en el caso de la ley de radiodifusión", apuntó un hombre cercano a Ricardo Alfonsín, en alusión al voto positivo del socialismo en la aprobación de la Ley de Servicios Audiovisuales.

En una visible recuperación post 2001, el bloque de la UCR logró pasar de 28 diputados a 44, entre los que se encuentran los cobistas. Al mismo tiempo, no descartan sumar a algunos legisladores indecisos, como la ex PRO Cynthia Hotton. Oscar Aguad presidirá la bancada durante el primer año y Ricardo Alfonsín en el segundo. Más allá del protagonismo que intentarán disputarles a sus compañeros de espacio y al PJ disidente, los radicales ansían afianzar el bipartidismo y transformarse en gobierno. Por su parte, la Coalición señaló esto como un escollo para la actividad parlamentaria conjunta: "Si bien vamos a trabajar juntos, la tradición de la UCR de negociar cargos va a generar algunas rispideces". Encabezado por Elisa Carrió, el bloque de 19 diputados de la CC-ARI –entre quienes están Patricia Bullrich, de Unión por Todos, y el ex GEN Juan Carlos Morán– promete marcarle los pasos al oficialismo. En el mismo momento en que la Coalición decidió convertirse en partido, la líder del GEN, Margarita Stolbizer, optó por conformar un bloque propio, desde donde pueda tener mayor independencia. La nueva bancada de 5 diputados estará presidida por la bonaerense y buscará articular posiciones con los otros tres partidos del AcyS, pero también con Proyecto Sur y el SI. Aunque reafirma su compromiso con el espacio, el socialismo prefiere mantenerse un poco más al margen de las decisiones que marcarán la UCR y la Coalición.

Comentá la nota