Sin aliados y tras disputas internas, el radicalismo pelea por una banca en Córdoba

Sin aliados y tras disputas internas, el radicalismo pelea por una banca en Córdoba
El candidato Ramón Mestre justificó el rechazo a acordar con Luis Juez y prometió ser "la única alternativa al justicialismo" en la provincia; en una entrevista con lanacion.com , se mostró confiado en llegar al Senado; "No queremos tropezar de nuevo con la misma piedra", lanzó, respecto de la Alianza de 1999
CORDOBA.- Los temblores en el seno del radicalismo cordobés de cara a las elecciones del domingo parecen haber quedado atrás. Las disputas internas estallaron hace unos meses cuando, a contramano de la decisión de la Convención Nacional, el partido rechazó el acuerdo con Elisa Carrió en esta provincia y la candidatura de Luis Juez.

En este contexto, Gerardo Morales y Carrió, los máximos referentes del Acuerdo Cívico y Social (que integran la UCR, el socialismo y la Coalición Cívica) concurrieron a esta provincia e hicieron campaña, pero por separado.

"Con Juez no hemos logrado durante estos tiempos discutir agendas legislativas comunes. Además, se hace difícil poder conformar este frente electoral por las diferencias que hemos tenido cuando Juez gobernó en lo que hace a procedimientos y métodos. Más aún, no queremos ser más de lo mismo". De este modo, el candidato a senador Ramón Mestre hijo (UCR) justifica la decisión partidaria.

En una entrevista con lanacion.com , el postulante de la UCR a la cámara Alta se muestra confiado, tras las últimas encuestas que lo señalan compitiendo detrás de Juez, por el segundo lugar, con Eduardo Mondino (Unión por Córdoba), el candidato del gobernador Juan Schiaretti.

"Estamos convencidos de que estamos peleando los primeros lugares. Inclusive creemos que Mondino y [Eduardo] Accastello (Frente para la Victoria) están disputando el tercer y cuarto lugar", se ilusiona.

Un día después de participar junto a Ricardo Alfonsín y Gerardo Morales de un acto en homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín en esta provincia, Mestre descarga todos sus dardos contra Juez, a quien acusa de haber practicado el "kirchnerismo bobo" y de ser "un peronista disidente". También apunta contra la gestión del gobernador Juan Schiaretti y se ubica como "la única alternativa distinta al justicialismo en la provincia".

A la hora de justificar su rechazo a aliarse con Juez, manifiesta: "Si el radicalismo cometió un error en 1999 de formar una alianza sin tener un programa común con un sector del peronismo disidente y lamentablemente a los dos años nos tuvimos que ir del Gobierno, hacemos la autocrítica y no queremos tropezar de nuevo con la misma piedra. Está claro que, en ese contexto, no íbamos a llevar adelante ese frente electoral con un peronista disidente como es Luis Juez".

También apunta contra sus otros contrincantes. De Eduardo Mondino dice que "no conoce los problemas de la provincia" y de Eduardo Accastello que "es muy difícil creerle" dado que consideró que "quien acompaña las acciones del kirchnerismo es muy difícil que pueda defender los intereses de Córdoba".

- ¿Cómo ve el futuro del Acuerdo Cívico y Social que encabeza Elisa Carrió con la UCR a nivel nacional?

- Es muy importante que cada distrito mantenga su identidad partidaria. En aquellos distritos que han logrado coincidir sobre programas y proyectos es muy importante, pero creo que el lugar donde nos va a convocar ese desafío de lograr la unidad nacional es el Congreso de la Nación, donde vamos a trabajar para intentar la sanción de leyes comunes que mejoren y cambien el rumbo del país.

- ¿Qué opinión tiene la UCR cordobesa sobre los radicales K?

- Nosotros creemos que los seres humanos se pueden equivocar, las personas somos seres falibles. Estamos convencidos de que más allá de la elección coyuntural del 28 de junio hay una necesidad de superar las diferencias y lograr esos acuerdos nacionales que son prioritarios para que el país vuelva a tener nuevamente la senda del progreso.

- Ricardo Alfonsín hizo un llamado a que vuelvan Cobos y Carrió al partido ¿qué opinaría si ello ocurre?

- Para nosotros sería muy importante volver a reorganizarnos, a reagruparnos, pero siempre sobre la base de los mismos principios doctrinarios y sobre la lógica que tenemos que trabajar para tener estos acuerdos que estamos planteando. Si somos capaces de superar esas diferencias seguramente va a ser muy positivo para la sociedad que nos encontremos en lo que hace a denominadores comunes.

- El juecismo los acusa de haber sido funcionales al kirchnerismo por no haber acordado una alianza con ellos.

- Juez es, en todo caso, quien tiene que dar la respuesta de la funcionalidad al justicialismo. El es peronista y hoy el dato más concreto de la Argentina, en los 25 años de democracia, es que 18 años gobernaron los peronistas. Me gustaría que alguna vez el señor Juez haga una autocrítica, que se haga cargo que fue funcionario y legislador de [José Manuel] De la Sota, funcionario de Schiaretti en la intervención federal en Santiago del Estero, funcionario de [Carlos] Menem, de [Domingo] Cavallo. Practicó el kirchnerismo bobo. En el primer acto de Néstor Kirchner en Córdoba, el señor Juez declaró asueto y bajó a todos los integrantes de la administración de municipales a que le hagan el calor de un acto popular y durante cuatro años aplaudió y votó a través de sus diputados nacionales las leyes que han permitido que hoy exista una degradación institucional y que nos encontremos con una lamentable performance en lo que hace a lo institucional, lo económico y lo político. El que tiene que dar explicaciones sobre algunas funcionalidades es él. En esta elección somos la única alternativa distinta al justicialismo, porque el justicialismo, incluido Juez, que ahora plantea que es el peronismo disidente, dirime la interna partidaria en la elección general.

Comentá la nota