Los aliados K también piden que el Gobierno cambie el estilo

Mientras llama al diálogo a la oposición para tomar aire luego del revés electoral, el kirchnerismo sigue enfrentando conflictos internos. Sus aliados más cercanos en el Congreso expresan reclamos públicos por la falta de contacto con el Gobierno y exigen medidas concretas para mejorar la situación social.
La diputada Silvia Vázquez, de origen radical, de estrecha relación con Cristina Kirchner y aliada al oficialismo en el Congreso, ya reclama un cambio de estilo y de orientación política. "El oficialismo tiene que recomponer las relaciones internas y eso implica no manejarnos a control remoto. Se tiene que terminar el tiempo de bajar línea por TV".

Otras voces críticas surgieron desde Encuentro Popular y Social -espacio que integran Ariel Basteiro, Jorge Rivas y Vilma Ibarra, entre otros- porque luego de las elecciones no se registró ningún contacto con el Gobierno e incluso Oscar González, el único socialista con un cargo en el Gabinete (secretario de relaciones parlamentarias), todavía no consiguió reunirse con Aníbal Fernández.

Los aliados se sintieron desplazados desde que Néstor Kirchner abandonó lo que alguna vez llamó transversalidad, asumió la presidencia del PJ y se apoyó en los barones del Conurbano para las elecciones. "A partir del conflicto con el campo, el proyecto se dirigió a una pejotización que no era representativa del 50% que en el 2007 votó para profundizar un gobierno progresista. El costo fue muy alto y en dos años se perdió un gran caudal electoral", aseguró Vázquez, titular del Partido de la Concertación, creado a partir del voto no positivo de Julio Cobos.

Basteiro condicionó su permanencia como aliado del oficialismo a los próximos pasos del Gobierno. "En la medida en que se incluyan en la agenda medidas progresistas, vamos a seguir en el proyecto. Pero si eso se va dejando de lado y se encierra en el PJ, va a ser muy difícil sostener el acuerdo", advirtió. Su espacio reclama cambios en el INDEC y una asignación por hijo, entre otros puntos. Vázquez mencionó gravar la renta financiera, aumentar la carga impositiva a la explotación de recursos naturales, el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo y medidas contra la pobreza estructural. También cayó mal que no los convocaran a la reunión de jefes de bloque, la semana pasada. Para expresar el malestar, el diputado Claudio Morgado puso humor e ironía: "Tal vez no alcanzaban las medialunas y resolvieron como cuando en un festejo familiar dejan sin nada a los más cercanos".

Comentá la nota