Algunos lo sentirán muy fuerte

La cuenta es sencilla. Hoy Renault compra a sus proveedores 700 millones de pesos al año, y con la fabricación del nuevo modelo sumará otros 470 millones.
El efecto sobre la economía de Córdoba puede ser impactante, si, por supuesto, mantiene los volúmenes de producción del Clio, el Symbol y la Kangoo.

Las que ya pueden ir descorchando son las autopartistas cordobesas que asisten a Renault, ya que la firma gala les destinará a la brevedad 35 millones de pesos para que modernicen sus procesos y adquieran las máquinas para atender la demanda del nuevo modelo.

Es que, según anuncia la automotriz gala, el ¿Mégane III? tendrá una alta tasa de integración nacional, lo que requerirá del acomodamiento de los proveedores. El 70 por ciento de la producción se destinará a Brasil, otro 10 por ciento irá al resto de América y el 20 restante recalará en el mercado argentino.

También sentirán el impulso muchas empresas cordobesas que brindan otro tipo de servicios a Renault. De los 165 millones que se destinarán a la modernización de la planta de Santa Isabel, 49 millones serán para maquinaria, 30 millones para mejoras edilicias y 19 millones para logística.

Comentá la nota