Algunos privados subieron sus cuotas, y el resto no descarta el aumento.

Algunos privados subieron sus cuotas, y el resto no descarta el aumento.
Volver al aula, para algunos, será muy caro. Es que muchos padres de los chicos que asisten a escuelas privadas en el Gran Buenos Aires denunciaron ante las asociaciones de consumidores que los establecimientos ya les notificaron un aumento. Sin embargo, desde la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP) aseguraron a Info Región que “la cuota de marzo será la misma que la última de 2008”, aunque admitieron que “no se descartan aumentos en los próximos meses”. Aún así, algunos colegios de la región comenzarán el ciclo lectivo con un incremento en sus aranceles.
REGION: A pesar de que muchos padres denunciaron ante las asociaciones de consumidores aumentos en las cuotas de los colegios, desde la Dirección Provincial de Educación y Gestión Privada (DIGEPREP) aseguraron que “el incremento en la cuota de marzo no está autorizado”, pero no descartaron la posibilidad de “subir el arancel en los próximos meses”.

“En la provincia de Buenos Aires la cuota que los colegios están autorizados a cobrar en marzo es la misma que la última cuota de 2008. La cuota extra de 2008 todavía no fue reglamentada por la Secretaría de Comercio; por eso todavía no se puede cobrar”, remarcaron desde la dirección en diálogo con Info Región.

“Si alguna persona la pagó, deberá tenerlo en cuenta cuando salga la resolución. Lo importante es que ahora no hay modificaciones en la cuota de marzo, pero nadie sabe qué va a ocurrir el resto del año”, advirtieron.

En este sentido, desde DIGEPREP recomendaron a los padres a quienes les enviaron la notificación de aumento “realizar la denuncia correspondiente”.

El argumento de los dueños de los colegios privados es que buscan cubrirse ante eventuales incrementos salariales docentes. En tanto, desde el Centro de Educación al Consumidor (CEC) explicaron que este tipo de aumento "es legal, pero no legítimo", y esto se debe a que el decreto 2.417/93 señala que los colegios deben comunicar cuál será la cuota para el año siguiente, cifra que no se puede modificar salvo por la alícuota de recupero que se da sólo por la suba del salario docente.

Los padres argumentan que no pueden pagar un peso más, que faltan pocos días para que comiencen las clases y que se sienten “clientes-cautivos” de los propietarios de los colegios de sus chicos. Por eso, se niegan a abonar nuevos incrementos, pero también les resulta imposible cambiar sobre la hora a sus hijos de escuela, algo que también implica trasladarlos de barrio y resignar amigos, compañeros y maestros.

“Tengo tres hijas que van a un colegio privado y es imposible pagar la cuota si aumenta. Con todos los aumentos que se vienen dando desde que comenzó el año, un incremento más es insostenible. Este es un nuevo golpe al bolsillo de los trabajadores”, se quejó Pablo Chuckel, un vecino de Temperley en diálogo con este medio.

Según denunciaron algunos padres a este medio, hay algunas escuelas de la región que ya implementaron una suba.

"Pasé de pagar 375 pesos a 450, y me parece una barbaridad, porque es un aumento de un 20 por ciento", se quejó la madre de un alumno de un reconocido colegio de Lomas.

En tanto, desde otras escuelas garantizaron que marzo llegará sin cambios en los aranceles. Tal fue el caso del Instituto Grilli de Monte Grande desde donde sostuvieron que “la cuota será la misma que la de diciembre”, aunque reconocieron que “a lo largo del año podría haber aumentos”.

La misma respuesta obtuvo este medio del Instituto Inmaculada Concepción, de Lomas de Zamora: “La primera cuota no tendrá variación, pero es probable que esto se modifique con el correr de los meses”, adelantaron los responsables de la institución educativa.

Comentá la nota