Algunos jefes municipales alperovichistas, ansiosos, admiten sus intenciones de ser reelectos en 2011

Los intendentes de Tafí del Valle y de Bella Vista confirmaron sus aspiraciones; los de Monteros y Lules, en duda.
Los referentes del oficialismo reelectos en 2007 están convencidos de que la letra de la Constitución es clara: no debe contemplarse el período 2003-2007, sino que el primer mandato es el que iniciaron hace ya dos años y que finalizará en 2011.

De los 19 intendentes, 14 jefes municipales aguardan por una definición judicial. Incluso, algunos ya adelantaron sus intenciones de luchar por un tercer mandato consecutivo al frente de sus ciudades. "Si estamos en condiciones de presentarnos, lo vamos a hacer. Es algo que ya tenemos consensuado en nuestro espacio político. Quiero seguir siendo intendente", aseveró Carlos Rodríguez (Tafí del Valle). El peronista cree que el texto constitucional, pese a las objeciones presentadas, no da lugar a dobles interpretaciones. "Estamos tranquilos", dijo. El dirigente cursa su segundo mandato consecutivo y el tercero en su historial (el anterior, entre 1995 y 1999). En Tafí del Valle, además, tres de los seis ediles fueron reelectos en 2007.

Luis Espeche (Bella Vista) también pretende permanecer al frente de ese municipio por otro período. "Yo encaminé el municipio, achicamos la deuda y tenemos un plan de desarrollo estratégico. No me gustaría dejar esto en manos de otra persona, que quizá no respete lo que venimos haciendo", planteó. Además, dijo que no se siente atraído por las funciones legislativas. "Me formé en el municipio, no quiero ser legislador. Una vez fui concejal y no me gustó mucho", explicó. Pese a que durante la anterior gestión el Concejo Deliberante fue intervenido por la Provincia, dos de los 10 ediles fueron reelectos en 2007. "Estamos expectantes, ansiosos, pero no depende de nosotros", reconoció Espeche.

El intendente de Monteros, Luis Alberto Olea, deslizó que se inclinaría por afrontar un tercer período, aunque supeditó todo a lo que decida la gente. "Es la que resolverá si seguimos o no. Me gusta la parte ejecutiva, pero no puedo hacer futurología. Cuando incorporamos ese artículo en la Constitución, creíamos que estaba todo clarito, pero después se judicializó. Nos allanaremos a lo que diga la Justicia, pero es evidente que todo el mundo quiere saber qué pasará", sostuvo. En ese municipio, hay cinco ediles (sobre 10) que cursan el segundo mandato consecutivo.

Otro que aún no definió su futuro es César Dip (Lules). "Todavía es temprano; pero la Constitución es clarita, para todo el mundo este es el primer mandato", aseveró. De los 10 concejales luleños, tres requieren de un aval judicial para aspirar a ser re-reelectos.

Comentá la nota