"Algunos argentinos creen que ganó Hitler"

Sentado en su enorme y cálido despacho, con el mate preparado y la Blackberry al rojo vivo, el embajador argentino en Chile, Ginés González García, no ha parado de atender a la prensa y de machacar en una idea: con Sebastián Piñera, el presidente electo de Chile, no habrá sorpresas, sino continuidad en la política de integración con la Argentina. "Algunos argentinos creen que fue una elección entre Stalin y Hitler pero no es así", se despacha.
– ¿Cómo vivió la elección de ayer?

– Con mucha intensidad. Pasé muchos años de mi vida sin que me dejaran votar, así que un día de elecciones, aunque no sea en mi país, es hermoso.

– Chile ha dado un giro a la derecha. ¿Cómo puede impactar en la relación con la Argentina dada la disidencia ideológica con el gobierno de Cristina Fernández?

– No tenemos ningún tipo de incertidumbre. Han sucedidos hechos positivos, como la entrevista de Piñera cuando era candidato presidencial con nuestra presidenta, que confirman que nuestras relaciones van más allá de los que gobiernan. En estos 20 años, gobiernos argentinos de distinto signo político trabajaron extraordinariamente con la Concertación y siempre la relación fue mejorando y nunca dio un paso atrás. Soy optimista de que con Piñera será igual y conozco la voluntad de ambas partes para que así sea.

– Pero reconocerá que no es lo mismo que haya ganado el candidato de la derecha que el de la Concentración

– Derecha e izquierda suelen ser en la Argentina descalificativos, según se esté en un bando u otro. Lo que hay que entender es que en Chile eso no funciona. Acá ser de derecha se asume. Algunos en Argentina, los medios, se creen que era una elección entre Stalin y Hitler, que ganó Hitler, y no es así. Fueron dos candidatos de centro, uno de centroizquierda y otro de centroderecha, con propuestas muy parecidas y matices más que nada en la gestión.

– Se ha resaltado que la elección chilena fue un ejemplo de civismo, con Frei visitando el comando de Piñera para felicitarlo. ¿Es una lección para aprender en la Argentina?

– Fue muy lindo para Chile y para nuestro continente. Hoy el mundo pide menos confrontación y más acción. Y en algún punto eso se dio en el proceso chileno. La alternancia en democracia fue quizá la propuesta política más fuerte.

– Sin embargo un abrazo así, tan amistoso, sería casi inimaginable en la Argentina

– Tiene que ver con las relaciones pasionales que tenemos los argentinos y las que tienen los chilenos. Es una cuestión cultural que se ve también en una discusión automovilística, en el fútbol. Acá del estadio salen todos juntos, saludándose. Si alguien te pisa en la calle te pide perdón. Nosotros en cambio somos más peleadores.

Comentá la nota