"Si alguien toma nuestras banderas, bienvenido sea"

La gobernadora fueguina elogia al Gobierno y se distancia de Carrió
"Me quedé sin vicegobernador a los seis meses, y sin partido a mitad de mandato. Estoy bárbara", ironiza Fabiana Ríos, mientras enciende el enésimo cigarrillo. Feliz por la sanción, con la ayuda del Gobierno, de la ley de exenciones impositivas que beneficiará a fabricantes de electrónicos en su conflictiva provincia, la gobernadora de Tierra del Fuego parece haber superado la ya lejana renuncia de su vice, Carlos Bassanetti, a poco de iniciar su mandato. Pero todavía mastica, tal como lo expresó en su diálogo con LA NACION, su distanciamiento de la Coalición Cívica-ARI de Elisa Carrió, mientras repite que nunca "fue ni será" kirchnerista.

"ARI desapareció en mi provincia. No tengo ninguna posibilidad de reafiliarme", dice, sin levantar la voz, para explicar por qué no estará en el nuevo armado de su hasta hace poco jefa política.

Se reafirma socialista y reconoce que habría votado en favor de la ley de radiodifusión, la estatización de las AFJP y la ley de ADN, a las que Carrió se opuso con fuerza. "Si alguien toma nuestras banderas, bienvenido sea", se defiende. Alaba los "cambios estructurales" que promovió Cristina Kirchner (a quien vio el jueves en la Casa Rosada) aunque le critica el manejo de la crisis del campo y la "tremenda injusticia distributiva". Afirma su lugar en "la centroizquierda no kirchnerista", lejos del vicepresidente Julio Cobos.

-¿No fue demasiado alto el costo político por el apoyo de la Casa Rosada a la ley impositiva?

-Probablemente sí, a nivel nacional. Si pagué un precio, está bien pagado, lo que hice fue representar los intereses de mi provincia.

-Pero aumentarán los productos electrónicos...

-No estamos felices solo por nosotros, no es en contra de nadie. Nos hacemos responsables de que esto no sea una oportunidad perdida.

-¿Se puede gobernar sin acercarse demasiado al Gobierno?

-No se puede gobernar sin dialogar ni interactuar. Tampoco con prejuicios o complicidades. Hay que pelear por lo de uno, no necesariamente a los gritos.

-¿Hubieron votos a cambio de la ley de electrónicos?

-No fue así?. en la estatización de Aerolíneas y las AFJP, la ley de ADN y la de medios, se ha sostenido lo que tiene que ver con nuestra historia. Yo hubiese votado la estatización de las AFJP, como votó el socialismo. más allá de que no nos gusten los organismos de control tanto en este caso como en Aerolíneas.

-La oposición se unió para criticar la ley de medios?

-No toda la oposición. Si alguna duda le queda, no soy kirchnerista, ni lo voy a ser. Tengo diferencias ideológicas, pero si el kirchnerismo lleva adelante banderas que sostuve, bienvenidas sean. No creo en los enfrentamientos eternos, sí en conseguir verdad y justicia, identidad.

-Carrió ha tenido posturas muy duras en esos temas...

-Si de algo estoy segura es de que Carrió nunca especuló, es absolutamente franca en sus posiciones, con las que no siempre coincido. Es útil sostener lo que se dice, sea lo que sea.

-Ella ve una crisis...

-Está entre nieblas lo que viene en 2011, esto requiere responsabilidad en oficialismo y oposición. Hay una enorme crispación, "buenos" y "malos". Mientras se discute hay un país con una tremenda injusticia distributiva.

-¿El Gobierno colaboró para crear el estado de crispación?

-Todos plantean las cosas en términos de amigo-enemigo, la política como guerra, no como consenso.

-¿Dónde se ve en 2011?

-Estoy construyendo política desde espacios posibles de centroizquierda nacional? no kirchnerista (se sonríe). Hay muchos dirigentes valiosos: Pino Solanas, Carrió, Binner, Martín Sabbatella, Sanz.

-¿Como evalúa al Gobierno?

-Ha planteado temas estructurales, es un paso adelante. Conflictos como el del campo se llevaron a un punto innecesario, pero es fácil criticar. Lo digo por mi propia experiencia y frustración.

Comentá la nota