Algodoneros dicen que el Chaco desaprovechó una gran oportunidad para incrementar la superficie

"Lamentablemente hemos desaprovechado una gran oportunidad para incrementar la siembra de algodón". Con esas palabras, el presidente de la Cooperativa Agropecuaria de Charata Limitada Leonardo Trippel reconoció que el área cubierta por el textil estará lejos de alcanzar el objetivo de gran expansión en el territorio chaqueño.
"Hay zonas donde ya la fecha de siembra pasó. Y acá estamos todavía dentro del período permitido por el Senasa, pero el que ya no sembró es por falta de recursos", trazó Trippel, presidente del directorio de la Cooperativa Agropecuaria de Charata Limitada.

"Lamentablemente hemos desaprovechado una gran oportunidad para incrementar la siembra de algodón", reconoció, al tiempo que recordó que desde el año pasado, el sector cooperativista y el gobierno provincial iniciaron una fuerte acción de promoción para incrementar el área algodonera, pero en dos campañas el objetivo está lejos de ser alcanzado.

"Este año había una buena intención de siembra pero los productores venían de dos campañas con poca cosecha y totalmente desfinanciados, sin acceso al crédito", lamentó el directivo. En este sentido, dijo que las gestiones por el crédito para la actividad comenzaron en septiembre y todavía no surtieron efecto.

"Esto hace que, si el productor ya no sembró algodón, seguramente la mayoría optará por otros cultivos", estimó Trippel.

En el Departamento Chacabuco y con algunas pocas lluvias registradas en los últimos días de octubre, la siembra del textil había empezado durante los primeros días de noviembre. Sin embargo, la superficie implantada no fue significativa porque muchos productores prefirieron esperar más humedad. "Ahora con esta lluvia importante -87 milímetros el lunes- se terminará de sembrar, y después seguirá la siembra de soja y también de sorgo", trazó Trippel.

En vistas de la superficie sembrada con algodón en la campaña anterior (unas 270 mil hectáreas en la provincia), para este año las mejores previsiones señalan, al menos, 350 mil hectáreas que se implantarán con el textil.

Los pequeños, sin recursos

El directivo cooperativista señaló que son los pequeños y medianos productores los que más sintieron el impacto de las dos últimas campañas, donde con poca cosecha obtuvieron magros recursos que ahora no bastan para encarar la actual siembra.

"El pequeño productor que se maneja con algodón realmente viene mal", alertó Trippel, al tiempo que dijo que la Cooperativa asiste permanentemente con recursos a esa franja más vulnerable. "Se hace lo que se puede, pero lamentablemente tanto las cooperativas como los acopiadores también tienen ese problema para poder financiar", observó

Comentá la nota